Fútbol Nacional

Motta responderá a la confianza de la Bicolor

Los días de angustia pasaron y ayer el portero Paulo César Motta regresó a los entrenamientos de la Selección Nacional, que se apresta para enfrentar a Trinidad y Tobago en la clasificatoria  rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Por Gloria Cabrera

Paulo césar Motta se entrena con la Selección Nacional, y aunque está lesionado de un dedo, eso no le impide trabajar y hacer las cosas bien. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Paulo césar Motta se entrena con la Selección Nacional, y aunque está lesionado de un dedo, eso no le impide trabajar y hacer las cosas bien. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

El pasado 8 de agosto, Motta encendió las alarmas en la Bicolor, cuando en una jugada desafortunada, durante el entreno, sufrió una luxación en el dedo meñique izquierdo.

El seguir al cien por cien las indicaciones del médico, Juan Carlos Castro y practicar las terapias con Nelson Funes fueron la clave para que el portero de la Selección Nacional y de Municipal se recuperara antes de lo previsto y se encuentre motivado para seguir en el camino a Rusia 2018.

“Me siento contento porque pude entrenarme bien. Hablamos con el especialista, el profesor Wálter —Claverí— y el cuerpo técnico. Ellos saben que no dudaré ni un momento en decir si tengo alguna molestia, porque se viene un juego muy importante. Agradezco la confianza que  me han dado para trabajar, y ahora vamos a darlo todo para ganar un puesto”, confesó Motta.

  • La Selección Nacional tiene previsto viajar el próximo domingo a Trinidad y Tobago para aclimatarse, antes del duelo.

Para el guardameta, la oportunidad que le ha dado el entrenador lo compromete aún más con la Sele, por lo que tendrá  mayor cuidado de no recaer y estar con el grupo en las mejores condiciones. 

Motivación

Jugar una clasificatoria mundialista es una motivación, pero el apoyo que ha recibido de su familia lo es aún más.

“El saber que estamos en una eliminatoria, jugándonos todo por un país, es algo motivante. Las fuerzas que me da mi familia, mi esposa, mis hijos; la alegría que ellos sienten al saber que estoy trabajando bien, me motiva a seguir”, agregó Motta.

El entusiasmo que muestra Motta por defender la portería en los próximos duelos, le hizo mantener la fe y ahora está a 10 días del primer gran duelo.