Fútbol Nacional

Pablo Mingorance, el coleccionista y amante de los tatuajes

El brazo derecho y la pierna izquierda del volante de contención de Municipal, el argentino Pablo Mingorance, resaltan a primera vista. La razón: sus tatuajes.

Por Edwin Fajardo

Pablo Mingorance se ha ganado de forma rápida un espacio en la titularidad de Municipal (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
Pablo Mingorance se ha ganado de forma rápida un espacio en la titularidad de Municipal (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

El exjugador de Guastatoya señala que “decorar” su piel con tinta es una de sus grandes fascinaciones, al igual que coleccionar zapatos, camisolas y pantalonetas de varias luminarias del futbol, así como de sus amigos.

“Me gustan mucho los tatuajes. En Argentina es algo tan normal, acá todavía no. Tengo dos y pienso en hacerme otros, pero para ello necesito tiempo y vacaciones”, indica el originario de Santa Fe.

“El tatuaje del brazo izquierdo significa perseverancia y fuerza, y además contiene las iniciales de  mi familia”, señala el futbolista que aterrizó en Guastatoya el torneo pasado por recomendación del delantero gaucho, Alejandro Gambetita Díaz –suspendido con Antigua GFC por dopaje–.









El mediocentro defensivo explica que en la pierna izquierda se dibujó un Buda para ahuyentar las malas sensaciones.

“En la pierna izquierda tengo un Buda haciendo una señal para que no entren las malas vibras y después una silueta de un futbolista con la frase no permitas que nadie robe tus sueños”, apuntó el futbolista de 27 años.









Para su otra pasión, coleccionar artículos deportivos, Chicho, como le llaman sus amigos, ya tiene nuevas prendas, gracias al defensor uruguayo Darío Flores y al mediocampista Marco Pappa.

“Darío flores ya me dio una camisola y también ya hablé con Marco Pappa para que me otorgue algo”, afirmó un radiante Mingorance.