Fútbol Nacional

Patrick y Wanderley Ruiz: Hermanos de sangre y de futsal

Toques sutiles y mágicos se roban la mirada de los aficionados cada vez que  los hermanos Patrick y Wanderley Ruiz juegan un partido de futsal o hacen rodar el balón sobre la duela de cualquier domo.

Por Francisco Sánchez

Patrick y Wanderley Ruiz posan para las cámaras de TodoDeportes. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Patrick y Wanderley Ruiz posan para las cámaras de TodoDeportes. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

Unidos por la sangre y el futsal, ambos derrochan pasión en cada juego. Nacieron en Escuintla, y hace nueve años se trasladaron junto a sus padres a San Lucas Sacatepéquez, donde al principio debieron acostumbrarse al frío.

Patrick, de 23 años y dos mayor que Wanderley, aseguró que sus inicios en el futsal fueron en el 2007, a los 14.

Wanderley lo hizo después —2009—, pero ambos se iniciaron en el equipo Forza Juvenil, dirigido por su padre y ahora subentrenador de la Selección, Hans Ruiz.

“Tuvimos la oportunidad de debutar jóvenes, y desde ahí comenzamos nuestra trayectoria en el futsal. Al principio costó convencer a mi papá, porque decía que éramos muy pequeños y temía que nos lesionaran”, indica Patrick.

“Estamos a un paso de clasificar a otro mundial. Es algo con lo que uno sueña”, Wanderley Ruiz

Agrega que durante algún tiempo jugó futbol once en la Tercera División, con Tipografía Nacional. En ese entonces entrenaba en el Campo de Marte y el equipo jugaba de local en estadio Cementos Progreso.

“En el incio fue difícil  porque yo era muy delgado y tuve que compensar con mi velocidad mental  en el momento de juego. Son aspectos que al final nos hacen sobresalir, y gracias a Dios hemos tenido la oportunidad de representar al país”, expresó Wanderley.

Ahora, los hermanos Ruiz están más unidos que nunca, porque juegan juntos en el equipo Legendarios, en el torneo mayor 2016 y actualmente se ubica en el tercer lugar, por debajo de Glucosoral y Farmacéuticos FSC.

Apasionados al Futsal

Wanderley aseguró que el futsal es un deporte que les apasiona, y aunque tuvieron oportunidad de jugar futbol once, prefirieron el primero y nunca se arrepentirán de haber tomado esa decisión.

“Casi toda la niñez y parte de la juventud habíamos jugado futbol once con Patrick. Participamos en torneos en los campos de Cejusa, zona 11, con  un equipo que se llama Once Estrellas. Tuvimos oportunidades de ir a Municipal, pero por cuestiones de contratos muy largos —cinco años—, decidimos no firmar. Al final debutamos en el futsal mayor, allí hemos triunfado y hasta  vestido  la camisola de la Selección Nacional”, expresó Wanderley.

“Es algo de lo que no nos arrepentimos. Tuvimos la suerte de que el futsal nos acogiera. Aunque formamos parte de selecciones juveniles de futbol y competimos en torneos internacionales, en futsal hemos destacado”, comentó Patrick.

Una de las metas principales del mayor de los hermanos Ruiz es volver a jugar a escala internacional, tal y como lo hizo en el Anaheim Bolts de la Major Indoor Soccer League, Estados Unidos.

“Estamos a un paso de clasificar a otro mundial. Es algo con lo que uno sueña”, Wanderley Ruiz

“He sido campeón con Aquasistemas en cuatro ocasiones. Otras cinco con Glucosoral, y gané un torneo de Concacaf, pero sueño con jugar fuera”, expresó Patrick.

Multifuncionales, así son ambos en Legendarios o cuando juegan con Selección Nacional.

“Mi posición nominal es ala, pero por los años de entrenamiento tengo la capacidad  de jugar como cierre o  pívot. Ala significa que tengo que correr por las bandas, algo así como carrilero; el cierre es como un defensa y el pívot es como un delantero”, explicó Patrick.

Wanderley también juega de ala, pero a veces cumple con la función de cierre. Es una de sus virtudes.

Profesionales

Aunque el futsal es su pasión, los hermanos Ruiz que son lo únicos dos hijos de la familia Ruiz Jurado, no desaprovechan su tiempo y también se dedican a estudiar.

“Estudio el tercer año de licenciatura en deportes en la universidad Galileo. Es un poco complicado, pero gracias a Dios, tenemos el apoyo de los profesores cuando no podemos asistir ya sea por  entrenamientos o hay que ir a jugar fuera de Guatemala, lo podemos hacer en línea”, indicó Wanderley.

Patrick también estudia la misma carrera, pero ya cerró el pénsum y ahora prepara su tésis. Además es entrenador de Textiles San Marcos, de la categoría de ascenso de futsal.

Los dos formaron parte de la Bicolor, que se coronó campeona recientemente en el torneo de la Uncaf, disputado en Guatemala. La Selección selló el pase para competir en  el torneo de Concacaf, a jugarse en Costa Rica, en mayo próximo, y donde buscarán clasificar al Mundial de Colombia 2016.

La selección guatemalteca de futsal ha asistido en tres ocasiones consecutivas a una Copa del Mundo. Ahora busca su boleto al que sería su cuarto Mundial.

Golazo de Wanderley

En el referido torneo de Uncaf, Wanderley sorprendió a todos los presentes en el Domo Polideportivo zona 13, en la final contra Panamá, cuando marcó un golazo que impresionó a muchos y que le dio la vuelta al mundo.

“El penalti es una jugada que hemos ensayado con Patrick desde hace varios años. Consiste  básicamente en golpear el balón con el pie de apoyo. También lo utilizamos en cuestiones de pase o asistencia y es algo que nos identifica. Lo  hice en la final y gracias a Dios salió el gol. No  tenía contemplado que se expandiera tanto. En torneos de liga he tenido la oportunidad de marcar cuatro veces así y en algunas otras  lo he fallado”, confesó Wanderley.

Agrega que si tuviera la ocasión se atrevería a ejecutarlo de la misma manera nuevamente.

“Sería de analizarlo. Creo que lo volvería a hacer si en algún momento tengo la oportunidad”, añadió Wanderley.

Sus jugadas vistosas y decisivas convierte a estos dos futbolistas en verdaderos  cracks. De ahí  que no se extraña que sean llamados a la Selección.

“Nos preparamos y nos esforzamos  para ser convocados a Selección. Damos lo mejor de nosotros en el torneo de liga. Portar la camiseta de la selección conlleva una gran responsabilidad. Esperamos estar en nuestro máximo nivel y representar a Guatemala en el próximo torneo de Concacaf en Costa Rica, aunque eso será decisión del técnico —Tomás de Dios López—”, indica Patrick.

Ambos ansían clasificar al Mundial de Colombia 2016,  un sueño cercano  que esperan transformarlo en realidad. “Falta poco para el torneo de Concacaf, hay selecciones de muy buen nivel en el área y tenemos que trabajar día con día para clasificar”, resaltó Wanderley.