Fútbol Nacional

Rojos viven un momento opaco previo al clásico

Municipal intenta buscar la paz y la reconciliación en un momento opaco en el  Clausura 2017 y antes del clásico 298 contra Comunicaciones.

Por Carlos Vicente / Guatemala

Gustavo Machaín —izquierda— y Selvin Ponciano, tuvieron una breve conversación ayer. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)
Gustavo Machaín —izquierda— y Selvin Ponciano, tuvieron una breve conversación ayer. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)

Selvyn Ponciano, gerente del club, asegura  que el “presidente del club Gerardo Villa tuvo un mal momento y cayó en las provocaciones” al haber discutido con aficionados rojos en el juego contra Xelajú en el estadio Doroteo Guamuch, el domingo recién pasado.

Además indicó que en un autoanálisis el jerarca reconoció que fue un acto inadecuado y que le servirá de experiencia.

Ponciano explica que son ciertos aficionados  identificados los que generan zozobra y que tomarán medidas para salvaguardar a los otros seguidores.

“Debemos ser claros.  Vemos que hay unos aficionados que aunque el equipo gane  aún así le gritan al técnico y a los jugadores. Es gente que viene con la intención de crear molestias e incertidumbres. Vamos a tomar medidas para que este grupo o algunas personas   infiltradas no vayan a alterar a la gente que observa el juego en paz”, aseguró Ponciano. 

Apoyo es importante

Mucha de la inconformidad de un sector de la afición es la intermitencia que tiene el equipo en el torneo y que le ha valido al cuadro rojo tres juegos consecutivos sin ganar, después de una racha de 16 sin derrota.

Una situación que se le critica al entrenador uruguayo Gustavo Machaín.

Pese a las constantes críticas, el charrúa dejó entrever que el respaldo de los aficionados es un factor beneficioso y necesario.   “Tenemos que estar todos juntos. Si la gente entendiera lo bien que le haría al grupo que en los momentos difíciles sintiéramos el respaldo serían el jugador  12 porque los muchachos se motivan”, manifestó.

Machaín dijo que han existido situaciones que merman el aspecto emocional y uno de ellos es recibir los insultos de su  propia afición.

“Nosotros vamos a todas las canchas y los rivales nos gritan e insultan y así pasa, lo que no se da como normal es que sea de tu propia gente. Podemos decirles que los escuchamos, que no nos gusta y nos ponen tristes. Que la ansiedad que tengan la manejen alentando a los jugadores”, agregó. Los escarlatas tendrán un crucial juego mañana —20 horas—, contra Comunicaciones  en el que un triunfo les podría asegurar el boleto  a las semifinales.

Municipal  es el líder del torneo con 33 unidades, seguido por Petapa —28— y Comunicaciones —27—.