Fútbol Nacional

Un torneo Clausura 2016 con pocas estrellas en las canchas

El torneo Clausura 2016 arrancó  y la afición espera  ver brillar a jugadores nacionales como extranjeros, en un campaña que se pinta si estrellas de renombre.

Por Edwin Fajardo

El mexicano Carlos Kamiani es una de las figuras de la Universidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El mexicano Carlos Kamiani es una de las figuras de la Universidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En el pasado han quedado las épocas  cuando  reconocidos futbolistas extranjeros aceptaban  el desafío, junto a las condiciones económicas que les presentaban los equipos de exponer su talento en el balompié guatemalteco.

Jugadores como el mexicano Carlos Kamiani Félix, de la Universidad, y  el argentino Alejandro Matías Díaz, de Antigua GFC, encabezan el selecto grupo de foráneos que intentarán mantener el protagonismo en el Clausura 2016, debido a que, como en los últimos 12 años, el nuevo certamen se   disputará sin la presencia de grandes figuras. 

En el pleno  romanticismo del futbol, década de los sesentas y setentas,   los argentinos Carlos Alberto Pinasco, Héctor el Bambino Veira, Omar Larrosa, Emilio Mitrovich (naturalizado) y Héctor Tambasco destilaron parte de su enorme talento en los principales estadios del país.

Los brasileños Toninho, Milton Queiroz Tita y Antonio Martins Dos Santos Marquinhos, fueron también otros de los grandes exponentes que llegaron al futbol nacional para animar los partidos.

Los gauchos Omar Sansogni, Héctor Julián Trujillo y Ramón el Tanque Ramírez aparecieron más adelante para no perder la costumbre de que existiera espectáculo internacional en los escenarios del balompié nacional.

El primer giro

Antes de que la Liga Nacional se inclinara por los  torneos cortos,  el mercado guatemalteco comenzó a inclinarse por la contratación de estrellas centroamericanas, especialmente Comunicaciones.

Los hondureños Nicolás Suazo y Milton Núñez, y los costarricenses Mauricio Wright, Jewison Benett, Floyd Guthrie y  Rolando Fonseca, fueron las luminarias en ese transcurso del tiempo.

El paraguayo Carlos González —Municipal—, el uruguayo Damián Macaluso —Cobán Imperial— y el argentino Diego Fernando Latorre —Comunicaciones—, se convirtieron en los últimos grandes extranjeros que llamaron a varios aficionados a los recintos deportivos.

En la actualidad, la dinámica ha cambiado drásticamente. ¿Los motivos?

Negocio

La transformación que ha sufrido el futbol en las últimas décadas, pasando de la recreación y entretenimiento  a una línea clara de negocios, ha golpeado  los intereses de los equipos de la Liga Nacional por contratar a jugadores con un importante recorrido internacional, debido a que no cuentan con un impactante poder adquisitivo.

Llamados a brillar: El azteca Carlos Kamiani Félix —Universidad—, los argentinos Alejandro Díaz  —Antigua GFC— y Emiliano López —Comunicaciones, el paraguayo Víctor Solalinde —Guastatoya— y el portero  hondureño José Mendoza —Xelajú MC—.

“El mercantilismo actual del futbol está empujando a un deporte tradicional, acunado en sus raíces, a un nuevo globalismo futbolístico en el cual no importa de dónde vengas ni cuáles sean tus identidades, sino que lo que prima es  cuánto vales”, escribe  Alejandro Castellón  en su blog: Interculturalidad y futbol.

La falta de patrocinadores, el alejamiento de los aficionados de los recintos deportivos  y la mala  gestión deportiva, ha  ocasionado severas crisis económicas en algunos clubes del circuito mayor, que se han visto arrinconados a preocuparse únicamente por sobrevivir, dejando por un lado el espectáculo.

Fórmula perfecta

Una de las claves para que Antigua GFC obtuviera el campeonato del Apertura 2015 fue precisamente la fuerte inversión para que su plantel pudiera competir con los dos grandes: Comunicaciones y Municipal, a los que superó ampliamente.

La junta directiva de los coloniales tuvo el suficiente  poder económico para contratar  a los mejores futbolistas en el mercado donde su capital se adaptara. Además, tuvo tino y convicción,   que solo lo da la eficiente gestión deportiva.

Antes de obtener el cetro, los aguacateros habían dado el gran campanazo, en la temporada pasada, al hacerse de los servicios del argentino Matías Donnet, exfutbolista de  Boca Juniors.



El argentino Alejandro Díaz sobresalió en el Apertura 2015 con Antigua GFC. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El argentino Alejandro Díaz sobresalió en el Apertura 2015 con Antigua GFC. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Pocas estrellas

El azteca Carlos Kamiani Félix —Universidad—, los argentinos Alejandro Díaz  —Antigua GFC— y Emiliano López —Comunicaciones, el paraguayo Víctor Solalinde —Guastatoya— y el portero  hondureño José Mendoza —Xelajú MC— serán los foráneos obligados de brillar con sus respectivas escuadras.

Por el lado nacional, Henry David López —Municipal—, José Pinto —Antigua GFC—, Carlos Mejía —Comunicaciones—, Kevin Ruiz —Suchitepéquez—, Cristian Ojeda —Universidad— y Kevin Arriola —Xelajú MC— tienen los reflectores puestos  para  sobresalir en el Clausura 2016.

El selectivo grupo de futbolistas nacionales deberá aprovechar las lesiones y suspensiones de tres de los mejores  jugadores de la Liga Nacional —José Manuel Contreras, Fredy Thompson y Carlos Ruiz—.

El dilema  de  si es necesaria la contratación de figuras extranjeras para que los clubes puedan saborear las mieles del triunfo se mantiene. Antigua GFC, el campeón, tuvo su éxito.

El segundo lugar, Guastatoya, un proyecto totalmente opuesto al antigüeño —jóvenes, futbolistas oriundos de El Progreso y un modelo de juego de años—,  por poco da la sorpresa.