05/02/13 - 08:10

Alistan sus armas para iniciar la hexagonal de la Concacaf

La batalla por conseguir una de las tres plazas para asistir al Mundial de Brasil 2014 empieza mañana, cuando las selecciones favoritas, Estados Unidos y México, se medirán con Honduras y Jamaica, respectivamente, además se disputará un repechaje contra el ganador de la eliminatoria de Oceanía para ir a la cita mundialista.

AGENCIAS AP Y AFP Estados Unidos

CHICAGO - La batalla por conseguir una de las tres plazas para asistir al Mundial de Brasil 2014 empieza mañana, cuando las selecciones favoritas, Estados Unidos y México, se medirán con Honduras y Jamaica, respectivamente, además se disputará un repechaje contra el ganador de la eliminatoria de Oceanía para ir a la cita mundialista.

Por sus antecedentes y potencial, México y Estados Unidos deben certificar sin mayores complicaciones sus pases a otra Copa Mundial.

El técnico de la selección de Estados Unidos, el alemán Jurgen Klinsmann, citó a 24 jugadores —17 legionarios que militan en Europa y México— para el partido en San Pedro Sula.

Klinsmann afirmó: “Tenemos un gran respeto por Honduras, pero nuestro mensaje al equipo es que vamos allí a conseguir los tres puntos. Una cosa que hemos aprendido de la fase anterior es que se debe tener la mentalidad correcta para jugar en los partidos difíciles que se presentarán, y estoy seguro de que estamos dispuestos a hacerlo”.

México, que se ha clasificado a los últimos cinco mundiales, arrasó en la fase previa al conseguir puntuación perfecta de 18 al ganar sus seis partidos.

Su presente es brillante, con una medalla olímpica de oro, un título mundial Sub 17 y jugadores que se destacan en el exterior como el atacante Javier Chicharito Hernández.

El Tri mexicano tendrá una agenda apretada, ya que además de afrontar los 10 partidos de eliminatorias también le toca participar en la Copa Confederaciones de Brasil, en junio y al mes siguiente, la Copa de Oro de la Concacaf.

“Lo que pasó, y lo que se hizo, ya está atrás. No sirve más, no vale. Pero nos da un respaldo como argumento de trabajo que tenemos que estar revalidando constantemente. Eso nos obliga a prepararnos mejor y no dejar ningún detalle a la deriva”, añadió De la Torre.



Deja tu comentario