28/02/13 - 07:31

Nuevo clásico Madrid-Barsa con la rivalidad de siempre y casi nada en juego

Madrid .- Real Madrid y Barcelona vivirán el próximo sábado el segundo clásico en apenas cuatro días con la rivalidad de siempre pero, a diferencia del de Copa en el que los blancos se clasificaron para la final, ahora habrá muy poco en juego en el campo porque los azulgrana son claros favoritos al título de Liga.

EFE ESPAÑA

Madrid .- Real Madrid y Barcelona vivirán el próximo sábado el segundo clásico en apenas cuatro días con la rivalidad de siempre pero, a diferencia del de Copa en el que los blancos se clasificaron para la final, ahora habrá muy poco en juego en el campo porque los azulgrana son claros favoritos al título de Liga.

Los 16 puntos de ventaja del Barcelona en el campeonato doméstico son una diferencia prácticamente insalvable para el Real Madrid, pero eso no restará que en el estadio Santiago Bernabéu se pueda disfrutar de otra noche intensa de fútbol.

El Barcelona llegará herido tras ser claramente doblegado en el Camp Nou el martes  (1-3) y seguro que querrá resarcirse más allá de que el resultado, sea cual sea, no hará peligrar su claro liderato en la Liga. Es el momento de que se reivindiquen Messi, Xavi, Iniesta, Piqué, Puyol o Cesc.

El Real Madrid vive su mejor momento de la temporada con un Cristiano Ronaldo pletórico y un bloque muy equilibrado en defensa y letal en ataque, parcelas en las que destacaron respectivamente en el Camp Nou Sergio Ramos y Varane.

Los blancos querrán regalarle el triunfo a su afición, aunque no pueden olvidar que el martes siguiente se juegan la vida en la Champions en Old Trafford frente al Manchester United, que logró un valioso empate a uno en la ida.

En medio de los dos grandes se halla el Atlético de Madrid, que certificó anoche su pase a la final de Copa frente a su vecino madridista, y aguanta como segundo clasificado en la Liga. El domingo se enfrenta en La Rosaleda al Málaga, un incómodo rival que mantiene la cuarta plaza y sigue vivo en la Liga de Campeones.

Precisamente la cuarta posición es la que ansía un renacido Valencia, ahora a un solo punto de los malaguistas, y que será el anfitrión el sábado de un emocionante derbi contra el Levante, algo alicaído pero siempre peligroso.

La jornada 26 depara otro duelo de alto octanaje entre la Real Sociedad y el Betis, dos equipos que aspiran a asentarse en la zona europea.

Con la misma ambición de instalarse en la parte noble del cuadro se halla el Getafe, a cinco puntos de la Liga Europa y que espera en su feudo mañana viernes al Zaragoza, cuarto por la cola y con muchas angustias por escapar del peligro.

El Sevilla quedó apeado de la final de Copa, algo que quizás le pueda pasar factura el domingo ante el Celta, antepenúltimo en la tabla y al que únicamente le vale una victoria.

El otro equipo gallego, el Deportivo, sigue con la soga al cuello y para revertir su condición de colista está obligado a ganar en Riazor al Rayo, cómodamente instalado en la octava posición y con fundadas aspiraciones de mejorar.


Deja tu comentario