Juegos Olimpicos 2016

Ayana logra el primer oro y rompe marca mundial en 10,000 metros

La joven etíope Almaz Ayana se convirtió en la primera reina del atletismo de los Juegos al volar en la final de 10.000 metros y mejorar en más de 14 segundos el récord del mundo.

Por Río de Janeiro/AFP

Almaz Ayana posa junto a la pantalla donde se muestra su récord logrado en los 10,000 metros planos. (Foto Prensa Libre: AP)
Almaz Ayana posa junto a la pantalla donde se muestra su récord logrado en los 10,000 metros planos. (Foto Prensa Libre: AP)

Ayana, de apenas 24 años, ya había avisado de sus posibilidades en Moscú-2013 con un bronce en 5.000 metros, que como una reina Midas transformó en oro en Pekín-2015 en la misma distancia.

Le faltaba brillar en unos Juegos Olímpicos y lo hizo en los primeros que disputó, en Rio 2016, a ritmo de samba, con una marca estratosférica de 29:17.45.

Empequeñecido quedaba el registro de la china Wang Junxia  (29:31.78) , que se había mantenido durante 23 años, al lograrlo en Pekín en 1993.

El récord era tan viejo casi como la propia Ayana, de 24 años.

“Esto significa mucho para mí. Dios es quien me puso aquí. Es un logro gigante para mí” , dijo la campeona al terminar la prueba.

“Lograr este récord es un sueño hecho realidad. Nunca pensé que esto podía pasar y estoy sorprendida. Muy feliz de haberlo batido” , añadió.

“Trabajé muy duro. No puedo decir que mis recientes entrenamientos fueran diferentes a los anteriores. Aunque fue muy duro, ha merecido la pena” , señaló.

Además de la joven Ayana, Etiopía colocó en el podio a Tirunesh Dibaba, que ganó el bronce, con su mejor marca personal  (29:42.56) , mientras que la keniana Vivian Jepkemoi Cheruiyot logró la plata, con récord nacional incluido  (29:32.53) .

Dibaba, tres veces campeona del mundo y dos veces olímpica de 10.000 metros, a sus 31 años, entregó definitivamente la corona a su joven compatriota.



Almaz Ayana durante la competencia de los 10,000 metros planos. (Foto Prensa Libre: AP)
Almaz Ayana durante la competencia de los 10,000 metros planos. (Foto Prensa Libre: AP)