Juegos Olimpicos 2016

Kevin Cordón juega de local pero con la rodilla en contra

El badmintonista guatemalteco Kevin Cordón sufrió más de la cuenta en su debut en los Juegos Olímpicos de Río, no solo por perder el partido, sino porque la rodilla izquierda le volvió a afectar.

Por Redacción TodoDeportes

El guatemalteco Kevin Cordón sufrió la derrota en Río además del dolor de la rodilla izquierda. (Foto Prensa Libre: COG)
El guatemalteco Kevin Cordón sufrió la derrota en Río además del dolor de la rodilla izquierda. (Foto Prensa Libre: COG)

Kevin Cordón llegó ilusionado a Río de Janeiro para su tercera participación olímpica. El zacapaneco se sintió sorprendido cuando el público, en su mayoría brasileño se unió a la porra guatemalteca que no se cansó de apoyarlo durante todo el partido, pues un resentimiento de la rodilla izquierda le impidió terminar bien la faena.

El zacapaneco comenzó bien el partido, en el que lucía fuerte y decidido. Aunque no fue tan sencillo, mantuvo el dominio y logró imponerse por 21-18.

Pero había algo que no le permitía moverse como él lo sabe hacer, fue de nuevo la rodilla izquierda la que le afectó y no le dejó jugar a su mejor esplendor.



Kevin Cordón se lamenta la lesión de la rodilla. (Foto Prensa Libre: COG)
Kevin Cordón se lamenta la lesión de la rodilla. (Foto Prensa Libre: COG)


En el segundo set se detuvo el partido porque el dolor era intenso. Mientras Kevin era revisado los gritos del público lo animaban. En el gimnasio se escuchaba el "vamos Kevin, vamos Kevin...", así  como el "vamos Guate, vamos Guate". El zacapaneco era apoyado en las gradas y en las redes sociales, pero la rodilla no le respondió.

Cordón perdió los dos siguientes sets por 13-21 y 10-21. Con lágrimas en los ojos agradeció el apoyo de los brasileños que por momentos se convirtieron en guatemaltecos y en los suyos que nunca lo dejaron de animar.

El guatemalteco volverá a tener actividad mañana contra Niluka Karunaratine y el domingo frente a Long Chen. Todo dependerá de su evolución para saber si el gallito guatemalteco puede salir a dar otra batalla, como solo él lo sabe hacer.