Deporte Internacional

Márquez escribe en 2014 otra página en la historia del motociclismo

El español Marc Márquez (Honda) ya entró en la leyenda del motociclismo al ganar el Mundial de MotoGP en su debut en 2013, pero en 2014 no solo se volvió a imponer, sino que lo hizo destrozando récords y escribiendo nuevas páginas de la historia de este deporte.

Por AFP

Además, el motociclismo español vivió otro año de ensueño con las victorias de Esteve Rabat en Moto2 y del hermano menor del campeón de MotoGP, Álex Márquez, en Moto3. De esta forma, los Márquez se convierten en los primeros hermanos en proclamarse campeones del mundo de motociclismo el mismo año.

Marc, el piloto más joven en imponerse en la categoría reina (2013) y el más precoz en ser bicampeón (2014), se ha convertido en el piloto más carismático de la parrilla, tomando el relevo de su admirado Valentino Rossi.

Tras ganar el año anterior en la última carrera, en 2014 el dominio del campeón del mundo fue incontestable y se sabía campeón desde la carrera de Japón, tres antes del final. De un total de 18 pruebas, únicamente no ganó en 5 (sumando un total de 362 puntos).

Ni Yamaha, con un renacido Rossi (2º, con 295) y el siempre combativo español Jorge Lorenzo (3º, con 263), ni su compañero y compatriota Dani Pedrosa (4º, con 246), siempre regular, pudieron hacer nada ante el hambre del piloto de 21 años.

Pero Marc no solo ha asombrado a sus rivales contemporáneos, sino también a antiguos reyes de las dos ruedas, como al italiano Giacomo Agostini o el australiano Mick Doohan, dos de los grandes nombres del motociclismo, que han visto cómo el joven catalán les superaba en estadísticas históricas.

Con su victoria en la última carrera, el Gran Premio de Valencia, el joven piloto español se convirtió en el que más carreras ha ganado en una sola temporada, 13, superando en una a Doohan, que ganó, también con Honda, cinco mundiales de la máxima categoría.

Además, su dominio incontestable de las 10 primeras pruebas del año no se veía desde 1997, cuando Doohan ganó el mismo número de carreras de ese curso, algo que también consiguió Agostini en 1968, 1969 y 1970.

En lo que se refiere a número total de victorias seguidas, uno de los pocos récords al que no ha podido acercarse Márquez, Agostini consiguió 20 éxitos, diez de ellos en el la temporada de 1968 y otros diez en el principio de la de 1969.

"Creo que (Márquez) es capaz de ganar todas las carreras de la temporada", estimó Agostini, que ahora tiene 72 años, en unas declaraciones concedidas al diario deportivo italiano La Gazzetta dello Sport.

"Cuando alguien está en el top de su disciplina como él es difícil de contrarrestar esa ventaja. Si alguien tiene que superar mis récords, me parece fantástico que sea alguien tan agradable y carismático como es él", reconoció en septiembre Doohan.

- Dominio español -

Las proezas de Márquez eclipsaron todo lo demás en MotoGP, como la primera victoria de Rossi desde 2010, imponiéndose en su casa, San Marino, o la remontada de Lorenzo, que tras solo pisar el podio en dos ocasiones en las ocho primeras carreras, solo se bajó de él en la última, en la que perdió el subcampeonato ante su compañero italiano.

Pese a no ganar el Mundial ni de constructores ni de pilotos, Yamaha renovó a sus dos pilotos para 2015, donde el hombre a batir será Márquez, que de repetir una actuación similar a la de este curso, correría más contra la historia que contra sus compañeros de parrilla.

"Con Márquez ahí va a ser muy difícil," reconoció Rossi tras la última carrera.

Además, el motociclismo español dominó las otras dos categorías. En Moto2, Rabat (Kalex) se impuso a su compañero finlandés Mika Kalio, que llegó a la última carrera sin opciones, pero obligó al español a romper el récord de puntos de la categoría para llevarse su primer mundial.

El próximo curso, su compañero de equipo será Álex Márquez, que tuvo que esperar a ganar el último Gran Premio, el de Valencia, para proclamarse campeón de Moto3 y certificar de un golpe el segundo 'triplete' consecutivo del motociclismo español. "(Álex) ha ganado con elegancia y autoridad. Hoy es una alegría ser padre. Dos hijos, dos campeones", declaró el padre de los dos pilotos, Juliá Márquez, tras el triunfo de su hijo menor.