02/01/13 - 11:04

El subcampeón olímpico mexicano fue herido de bala en la cabeza

El andarín mexicano Noé Hernández, subcampeón olímpico de 20 kilómetros en Sydney 2000, se mantiene estable, pero su vida aún corre peligro, tras ser herido de bala en la cabeza el pasado domingo, informaron hoy los médicos.

EFE

El andarín mexicano Noé Hernández, subcampeón olímpico de 20 kilómetros en Sydney 2000, se mantiene estable, pero su vida aún corre peligro, tras ser herido de bala en la cabeza el pasado domingo, informaron hoy los médicos.

Hernández, de 34 años, fue alcanzado a la altura de la sien por una bala en circunstancias no aclaradas cuando estaba en un bar de la zona metropolitana de Ciudad de México, y aunque ha perdido la visión de un ojo en las últimas horas reaccionó de manera favorable.

Según los médicos, el deportista despertó, movió sus extremidades y obedeció órdenes, pero será hasta las próximas horas del martes cuando se conocerá si tiene daños neurológicos.

El doctor Carlos Castillo dijo a la prensa que cuando le retiren la asistencia respiratoria sabrán si Hernández puede hablar y a partir de ahí decidirán cómo será su tratamiento.

Hernández ganó la plata detrás del polaco Robert Korzenowski en los 20 kilómetros de los Juegos Olímpicos de Sydney y terminó en cuarto lugar en el 2003 en los Mundiales de Atletismo de Saint Denis, Francia, en los que realizó su mejor registro: 1h18:14.

Fue el marchista mexicano más rápido en el 2005, pero quedó excluido de los Mundiales de Helsinki 2005 y luego se retiró.

En el momento de recibir el impacto de bala, Noé ocupaba un cargo en la burocracia del deporte en el estado de México. 


Deja tu comentario