27/11/12 - 08:13

Brillante campeón de Metas Volantes

La fuerza mental y física de Dorian Monterroso sobre su bicicleta, más el decidido respaldo de sus compañeros del Cable DX-Decorabaños, fue la combinación perfecta que elevó a las nubes al muchacho de 19 años, quien ganó el domingo último las metas volantes de la primera Vuelta Mundo Maya.

CARLOS MORALES CHACóN Guatemala

CIUDAD DE GUATEMALA - La fuerza mental y física de Dorian Monterroso sobre su bicicleta, más el decidido respaldo de sus compañeros del Cable DX-Decorabaños, fue la combinación perfecta que elevó a las nubes al muchacho de 19 años, quien ganó el domingo último las metas volantes de la primera Vuelta Mundo Maya.

En las apuestas por el triunfo de esa especialidad figuraron corredores con mayor recorrido en el mundo del ciclismo, pero Monterroso, originario de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, hizo añicos las previsiones con su coronación.

historia

El occidental empezó a escribir su historia en el deporte a los 15 años, cuando se vinculó al triatlón con la guía del entrenador Ángel Pol, actual asistente del Cable DX-Decorabaños. Esa disciplina la practicó durante ocho meses.

Monterroso mostró buenas condiciones, por lo que Pol le recomendó que se uniera al ciclismo con el orientador del Cable DX, Alejo Mazariegos. A esa edad corrió por primera vez una clásica. Fue en el 2009.

Desde allí no soltó la rueda. Otro de sus logros fue la conquista de la Vuelta de la Juventud. Luego empezó su proceso de madurez deportiva, porque su primera competición internacional fue el Panamericano en Argentina.

emoción

“Fue una emoción que no puedo describir con palabras, pero me sentí contento, porque el esfuerzo de mis compañeros me impulsó al triunfo”, declaró ayer Monterroso.

El colombiano Robigzon Oyola entró a la etapa de cierre de la Vuelta con 30 puntos, contra 38 de Dorian. “Cuando se disputó la segunda meta volante me di cuenta de que era el ganador”, agregó.

“El triunfo se lo dedico a mi familia, compañeros de equipo y a los patrocinadores. El título me motiva, pero también obliga a esforzarme más en los próximos retos”, dijo emocionado.


Deja tu comentario