09/01/13 - 09:54

Entrenador Carlos Trejo apoya a 30 atletas

La casa está creciendo. Hace tres años cuatro atletas empezaron a vivir en la vivienda del entrenador Carlos Trejo, y hoy son 30 los corredores de recursos limitados que buscan una mano amiga para seguir con sus sueños en este deporte.

POR ROMEO RIOS Guatemala

La casa está creciendo. Hace tres años cuatro atletas empezaron a vivir en la vivienda del entrenador Carlos Trejo, y hoy son 30 los corredores de recursos limitados que buscan una mano amiga para seguir con sus sueños en este deporte.

No tiene un nombre especial, pero todos le tienen cariño al hogar que armó Trejo desde el 2010 y en donde han pasado figuras como Alfredo Arévalo, José Raxón, Mynor López, las hermanas Chalí, entre otros corredores.

La vivienda es peculiar. En ella se hablan seis idiomas, se sirven cerca de 60 tiempos de comida por día y con el paso de los meses ya se construyó un gimnasio, jacuzzi, sauna, y cada quien ya tiene su propia cama, pues Trejo y un grupo de empresarios adquirieron 12 literas.

Los atletas tienen las condiciones necesarias para buscar sobresalir en el atletismo y sin pagar un solo centavo, pues la vivienda es sin fines de lucro, aseguró el entrenador.

Pero el sueño va más lejos y desde hace un año la casa tiene otra sede, en Quetzaltenango.

En el municipio de La Esperanza funciona el segundo hogar del técnico, donde viven tres atletas, y también es utilizado por los capitalinos cuando viajan para hacer campamentos de preparación.

“En la casa hay atletas de otros equipos, pero lo importante es ayudarlos a crecer. Logramos otra vivienda en Xela, que es un lugar clave para la preparación de los atletas por la oxigenación y la altura”, refirió Trejo.

El entrenador divide a sus atletas en tres grupos: Los “élite”, quienes reciben dinero de sus patrocinadores; los de “implementos”, a quienes se les otorga, además de comida y hospedaje, ropa y accesorios. Los últimos son los “inesperados”, atletas que llegan a solicitar un espacio en la vivienda , pero son desconocidos.

El anhelo de Trejo

Trejo se ve reflejado en sus atletas. “Cuando era niño me faltó un plato de comida, lo cual me incentiva para seguir con la ayuda a los muchachos”, aseguró.

Seis de sus corredores tienen gastos pagados por sus patrocinadores, pero el resto aún no.

“Muchos no entran en el presupuesto de los patrocinadores, pero son promesas, entonces con la casa pueden ayudarse a seguir adelante. Lo hago porque me hubiera gustado desarrollarme en este deporte con las mínimas condiciones”, resaltó.

La inversión es grande y anualmente se requieren más de Q400 mil para el funcionamiento de la casa, que llegan por aportes del mismo Trejo y de sus amigos empresarios, quienes se denominan los TTT (Trejo Training Team).

Pero más allá de seguir con esta ayuda, el gran sueño de Trejo es ver que sus deportistas figuren en las competencias de élite.

“Siento mucha satisfacción cuando veo a atletas que ganan competencias y han pasado por la casa. Me gustaría que sigan creciendo los demás”, señaló.

El proyecto de Trejo ha crecido, pero el espacio cada vez es más limitado y los gastos aumentan, pero el entrenador dijo que todos son bienvenidos.

“Ahí vemos cómo salimos, lo importante es que sean dedicados y demuestren su entrega”, afirmó el técnico.


Deja tu comentario