Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

18/03/06 - 00:00 Deportes

Sin Reservas: Facetas del Xelajú MC

Esto sin contar que en 1919, se jugo un torneo entre Guatemala y Quetzaltenango, donde el Hércules capitalino derrotó a la selección altense por 1 gol a 0.

El Titanic, en 1930, ganó el campeonato de la Segunda División de la Liga Quetzalteca.

En 1936, cuando el representativo de Quetzaltenango obtuvo su ascenso a la Liga Mayor “A” con el nombre de Germania FC, fue cuando aparece dentro de este combinado altense por primera vez la figura de quien sería un ícono en el balompié quetzalteco, el juvenil Mario Camposeco.

En 1939 ocurren varios acontecimientos importantes en la historia del club altense, ya que por disposición de junta directiva se le cambia nombre, ahora se denominará ADIX (Asociación Deportiva Independiente de Xelajú) y como colores de identificación en el uniforme, se utilizan los de la bandera del Independiente Sexto Estado de los Altos, camisola roja y pantaloneta azul.

Además, en un equipo que no debe quedar en el olvido, en el campeonato nacional de 1939 ningún conjunto capitalino fue finalista, ya que el América de Quetzaltenango dio cuenta del Tipografía Nacional por marcador de 5 a 2, con una brillante participación de Mario Camposeco.

La final fue entre el América, de Quetzaltenango, y el Municipal, de Retalhuleu. Este último se coronó campeón, por 4 por 3. Esto fue el 19 de noviembre de 1939.

En 1940, como dijimos antes, surge el nombre de Xelajú, año en que se coronó campeón departamental, ganando el derecho de disputar el campeonato nacional. De la mano de Mario Camposeco, durante diez años consecutivos (1940-1950) fue campeón de la Liga Mayor Quetzalteca.

La mayor gloria de Xelajú MC. fue cuando destronó a Comunicaciones, al coronarse campeón de liga 1961-62.

Conquistó tres títulos en 1962 (campeón nacional, campeón de copa y campeón de campeones), el 18 de noviembre de 1962, teniendo como rival al vigente campeón, Comunicaciones, al que derrotaría, no sin antes generar la polémica más grande dentro de los torneos de futbol en Guatemala.

Augusto Culiche Espinoza, de Comunicaciones, trató de engañar a más de 50 mil personas reunidas en el Mateo Flores con un gol que no existió, al final la justicia fue para el equipo lanudo, que ganó su primer título nacional bajo la dirección del costarricense Roberto Chávez Lizano. (Continuará...)

POR: CARLOS PONTAZA /

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.