Deporte Nacional

Día glorioso en Toronto

¡Qué día célebre para Guatemala! En el centro de un huracán de bochornos políticos que trata de robar la atención de un país que está obsesionado con resurgir como una sociedad ejemplar, el badmintonista Kevin Cordón y el tirador Hebert Brol emergen como una luz de esperanza, tras proclamarse monarcas panamericanos en Toronto.

Por Jeniffer Gómez

Los guatemaltecos muestran su medalla. (Foto Prensa Libre: Cortesía COG)
Los guatemaltecos muestran su medalla. (Foto Prensa Libre: Cortesía COG)

Cordón y Brol, a base de trabajo y sacrificio, se han ganado un puesto en el linaje del deporte guatemalteco, el cual tiene sus raíces en México 1955, cuando Doroteo Guamuch Flores ganó el primer metal dorado para Guatemala en Juegos Panamericanos; lo hizo en la prueba de maratón.

Camino Dorado

En esta historia deportiva, que es un bálsamo y se transforma en inspiración para los guatemaltecos, el tirador húngaro y nacionalizado guatemalteco, Attila Solti, representó los colores azul y blanco y se colgó dos medallas de oro en la prueba de blancos en movimiento 10 m. en los Juegos de Mar del Plata 1995 y Winnipeg 1999.

El peculiar tirador nacional tenía el récord de más medallas de oro —dos— para Guatemala en este tipo de eventos, pero ayer fue igualado por Kevin Cordón, quien se convirtió en bicampeón del bádminton panamericano, con lo que mostró un nivel soberbio.

Este clan de deportistas destacados, indispensables para las 65 medallas que tiene Guatemala en su vitrina, tuvo un avance descomunal, cuando en los Juegos de Guadalajara 2011 se tuvo la mayor cosecha de preseas en la historia del deporte nacional. Fue el renacimiento de la marcha atlética, que logró dos oros, con Érick Barrondo y Jamy Franco.

El suelo azteca les sentó bien a los nacionales, quienes finalizaron el certamen con siete medallas de oro, tres de plata y cinco de bronce. Fue una participación que parece difícil de superar; sin embargo, los guatemaltecos se desgarran el alma para subir al podio en Toronto, donde Guatemala ya cuenta con cinco preseas —tres oros y dos bronces—.