Política

Diputados se disputan oficina de Pedro Muadi

Mientras Pedro Muadi guarda prisión en la Brigada Militar Mariscal Zavala, las oficinas que ocupaba en el Congreso han causado disputa entre diputados y personal administrativo.

Por Jessica Gramajo

Colaboradores de Pedro Muadi todavía permanecen en la oficina asignada al exlegislador. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Colaboradores de Pedro Muadi todavía permanecen en la oficina asignada al exlegislador. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Este jueves solo las fotografías de Muadi que quedaron colgadas en las paredes fueron testigos de cómo las puertas de la oficina de la Comisión de Economía, presidida por el exdiputado, eran abiertas a la fuerza para elaborar un acta notarial de las pertenencias que quedaron en el lugar.

Trascendió que la oficina, ubicada en el primer piso del edificio 7 y 10, había sido solicitada como espacio físico por el nuevo subdirector general del Congreso, Francisco Ballesteros, ex secretario privado del presidente del Legislativo, Luis Rabbé.

Por ella competía el segundo secretario del Congreso, Édgar Cristiani, quien lo negó, y argumentó que tiene dos oficinas a su disposición.

Durante el tiempo que Prensa Libre permaneció en el lugar, dos personas preguntaron por el espacio, en busca de un área para el diputado al que asisten.

El director general, Luis Mijangos, dijo desconocer sobre la diligencia en las oficinas de la Comisión de Economía.

Ballesteros, por su parte, aseguró que el procedimiento lo autorizó Rabbé, porque se piensa instalar un área administrativa en el lugar, y que las pertenencias de Muadi se llevarán a la bodega.

Muadi en prisión

Mientras en el Congreso se disputan la oficina de Muadi, este guarda prisión el la cárcel del cuartel Mariscal Zavala, por haber desviado Q4.7 millones de los recursos del Legislativo, durante su gestión como presidente de ese organismo.

Muadi guarda prisión preventiva, señalado de lavado de dinero, peculado por sustracción y asociación ilícita.

La investigación que las autoridades efectuaron reveló que para 2013 Muadi, como presidente del  Congreso, tenía asignado un grupo de guardias para su seguridad personal. Estos eran trabajadores de la empresa privada de seguridad Grupo SIS, quienes devengaban un salario de Q5 mil pagado por la compañía.