Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

09/04/13 - 00:00 Economía

ALERTA FISCAL Y LEGAL

Exención y excepción jurido-tributarias

De conformidad con el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), se entiende por exención en la acepción correspondiente: “Ventaja fiscal de la que por ley se beneficia un contribuyente y en virtud de la cual es exonerado del pago total o parcial de un tributo”.

POR DR. EDGAR MENDOZA

Los beneficios fiscales tienen su fundamento en la “doctrina del incentivo”, que promueve la exención o exoneración de impuestos con fines “extrafiscales”, entendiéndose esta última expresión como el desplazamiento del interés jurídico-tributario por parte del Estado, por un interés fundamental que tiene como finalidad el desarrollo económico, bienestar y progreso social. Por lo que el interés tributario se subordina a las políticas económicas y sociales del Estado, que se compensa con la creación de fuentes de trabajo y la reactivación de la economía del país.

En consonancia con la “doctrina del incentivo”, el artículo 119, literal a), de nuestra Carta Magna, establece como obligación fundamental del Estado: “Promover el desarrollo económico de la Nación, estimulando la iniciativa en actividades agrícolas, pecuarias, industriales, turísticas y de otra naturaleza”. Agrega el literal f) del mismo artículo constitucional, que también es obligación fundamental del Estado: “Otorgar incentivos de conformidad con la ley, a las empresas industriales que establezcan en el interior de la República y contribuya a la descentralización”. De esa cuenta, el artículo 239 constitucional, que acoge el principio de legalidad, ordena al Congreso de la República, conforme las necesidades del Estado y de acuerdo con la equidad y justicia tributaria, determinar las bases de recaudación, especialmente las siguientes: a) Hecho generador de la relación tributaria y, b) Las exenciones; entre otras. De acuerdo con el artículo 62 del Código Tributario, decreto No. 6-91 del Congreso y sus reformas, la exención es la dispensa total o parcial del cumplimiento de la obligación tributaria, que la ley concede a los sujetos pasivos regulados en la ley, cuando se verifican los supuestos establecidos en la misma.

En ese orden de ideas, de acuerdo con el principio constitucional de legalidad, lo primero que nace a la vida jurídica es el gravamen y luego la exención, que es la excepción a la regla general; toda vez, que no puede haber exención sin gravamen, dado que si no estaríamos frente a la “no afectación”; pero, sí puede haber gravamen sin exención.

Tampoco debe confundirse que la exención es sinónimo de tipo impositivo del cero por ciento (0%), toda vez que en esta última nace a la vida jurídica la obligación tributaria del pago que tiene por valor cero. Doctrinariamente existen muchas clasificaciones de la exención; sin embargo, la que más se aproxima a nuestra legislación es la siguiente: a) Constituyentes: son las contenidas por la Constitución Política; b) Constitutivas: son las creadas por el Congreso de la República; c) Subjetivas: las que están dirigidas al sujeto que produce las rentas gravadas; d) Objetivas: las que están dirigidas al objeto que produce las rentas gravadas; e) De plazo definido: las que determinan con precisión el plazo de su duración; y, f) De plazo indefinido: las que determinan ciertas condiciones y requisitos para su duración.

De acuerdo con el artículo 3, numeral 2), del Código Tributario, existen otro tipo de beneficios fiscales que tienen afinidad con la exención como lo son: las condonaciones, exoneraciones, deducciones, descuentos y reducciones. En otro orden de ideas, la excepción conforme el DREA, se entiende por: “Cosa que se aparta de la regla o condición general de las demás de su especie”. La institución de la excepción es utilizada en el ámbito del derecho procesal como en el ámbito del derecho tributario sustantivo y adjetivo. En el ámbito de derecho procedimental tributario encontramos la excepción de prescripción, regulada en el artículo 53 del Código Tributario, como derecho del contribuyente a oponerse ante las pretensiones de la Administración Tributaria.

En el campo del derecho tributario sustantivo la “excepción” da origen a la “no afectación”, en virtud que el sujeto u objeto no forman parte del gravamen por lo que no nace a la vida jurídica la obligación tributaria, pero sus efectos son iguales a la exención que no se materializa el pago del impuesto. Con base en lo expuesto, a continuación una comparación entre exención y excepción en el ámbito tributario, a saber: a) La exención requiere de dos normas legales, una que origina el gravamen y otra que la exime en el mismo ámbito temporal y espacial de validez; b) La exención puede estar condicionada a surtir efectos sin excepción o a surtir efectos con excepción; c) La excepción vista como una exclusión de determinadas rentas de la esfera del gravamen tiene el calificativo de no afectación por excepción, por lo que naturalmente no dará nacimiento a la relación tributaria; d) La excepción vista en el mundo de la exención es una figura utilizada en el derecho tributario como sinónimo de exención o como la medida o extensión de la exención o para excluir de la regla general de deducibilidad o no deducibilidad de determinados costos o gastos.

Me despido con la frase del día: “Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicarla a nadie, no la querría”, Lucio Anneo Séneca.


Herramientas

Encuesta

votar ver resultados >

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.