Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

22/06/11 - 01:11 Economía

Economía para todos: Los acuerdos de paz en lo económico

El 29 de diciembre de 1996 se firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno de la República y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), integrada por cuatro grupos guerrilleros: Partido Guatemalteco del Trabajo (Partido Comunista), Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) y Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas, (ORPA).

POR JOSé MOLINA Guatemala, Guatemala

Dichos Acuerdos se llevaron a Consulta Popular II en 1999, pero no lograron el voto positivo. El Congreso aprobó la Ley Marco de los Acuerdos de Paz por Decreto No. 52-2005, siendo presidente Óscar Berger. Si desea mi opinión sobre dicha Consulta, puede solicitármela.

La guerrilla incorporó distintas tendencias a lo largo del tiempo: comunistas, socialistas, socialdemócratas, socialcristianos y otros grupos. En 1982 los cuatro grupos lograron la unidad a instancias de Fidel Castro, presidente de Cuba, al formar la URNG. El Proceso de Paz se inició con la Cumbre de los Presidentes Centroamericanos —6 y 7 de agosto de 1987—, al firmarse el Acuerdo de Esquipulas II. Tuvo varias etapas en los gobiernos presididos por los presidentes Vinicio Cerezo, Jorge Serrano, Ramiro De León Carpio y Álvaro Arzú. En la etapa final, el proceso fue seguido de cerca por la Organización de las Naciones Unidas.

La lección que deja el enfrentamiento armado interno es la que se enseña en las Escuelas de Negocios sobre resolución de conflictos: una guerra se sabe cómo empieza pero no se sabe cómo terminará.

Comienzo y fin de la guerrilla

El 13 de noviembre de 1960 hubo un levantamiento militar fracasado, en el que algunos de los sublevados pasaron posteriormente al primer grupo guerrillero, incluido Luis Turcios Lima —uno de los fundadores de la guerrilla—, quien fue mi compañero de primaria en el Colegio de Infantes —posteriormente denominado Liceo Guatemala— en la capital guatemalteca. La guerrilla se inició a finales de 1961 y principios de 1962. La rebelión y revolución armada de la guerrilla fue contra el Estado de Guatemala; atacó al Ejército y a la empresa privada, que sufrió los embates en su infraestructura, secuestros de personas por dinero —esto lo hizo continuamente hasta 1996—. Llevaron a cabo la ejecución extrajudicial de dos embajadores, el de Estados Unidos y el de la República Federal Alemana. El actual secretario de la URNG, Héctor Nuila, también fue mi compañero en el mismo colegio (promoción 1958), en dos secciones, para un total de 84 graduandos.

La guerrilla quiso desde el inicio establecer un sistema comunista en Guatemala, basado en el marxismo-leninismo y alimentó sus aspiraciones inspirándose en la revolución cubana, que se inició el 1 de enero de 1959, también cien por cien comunista, hasta el 2011.

Una pasión inútil

El Acuerdo sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria recoge el pacto entre el Estado de Guatemala y la URNG, basado en un sistema económico social de mercado, abandonando las tesis revolucionarias violentas. Parafraseando a un pensador francés que le gustaba mucho a los comunistas, el intento de modelo económico de revolución guerrillera fue “una pasión inútil”, como lo expresaba Alberto Camús.

En dicho Acuerdo, capítulo I, “Democratización y Desarrollo Participativo”, cuenta con dos apartados: participación y concentración social, y participación de la mujer en el desarrollo económico y social. El capítulo II “Desarrollo Social” requiere adoptar políticas económicas tendientes a alcanzar un crecimiento sostenido de la economía nacional, medida por el Producto Interno Bruto (PIB), a una tasa no menor del 6 por ciento anual. Esto no se logró en 15 años.

Situación agraria y desarrollo rural

El capítulo III “Situación Agraria y Desarrollo Rural”, promueve la organización de todos los involucrados en el agro, que incluyen mecanismos financieros, inversiones, apoyo a las micro, pequeña y mediana empresa agrícola y rural y le da importancia a la resolución de conflictos sobre la tierra. En el apartado Protección Ambiental se señala la diversidad étnica y cultural, y el Gobierno se compromete a promover programas de manejo sostenible de los recursos naturales generadores de empleo. En el apartado final, Recursos, el Gobierno se compromete a mejorar la legislación del impuesto territorial y el impuesto sobre tierras ociosas. El capítulo IV “Modernización de la Gestión Pública y Política Fiscal”, señala que la política tributaria debe concebirse como un sistema justo, equitativo y globalmente progresivo, conforme el Principio Constitucional de la Capacidad de Pago. La meta de recaudación se establece en un aumento del 50 por ciento respecto de la carga tributaria de 1995. Meta inalcanzada en 15 años.

El capítulo V, “Disposiciones Finales”, indica que este Acuerdo entrará en vigor con la firma del Acuerdo de Paz Firme y Duradera. La fecha del mismo fue el 29 de diciembre de 1996. Otros temas de los Acuerdos no son tratados acá.


Más noticias de Economía

Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.