Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

17/01/12 - 00:00 Economía

Alerta Fiscal o Legal: Impuestos sobre la renta diferido

La presente publicación tiene como objetivo explicar brevemente qué es el Impuesto Sobre la Renta Diferido, hacer una reseña histórica en sus dos corrientes (USGAAP y NIIF) y resaltar algunos conceptos básicos para su manejo.

POR EDGAR MENDOZA

El impuesto sobre la renta diferido es un concepto que al día de hoy nuestra legislación tributaria no ha regulado pero tampoco ha prohibido. El impuesto sobre la renta diferido, desde la perspectiva contable, ha sido objeto de numerosos estudios, desde principios de los años 1960, en Estados Unidos.

Como antecedentes de su origen tenemos los siguientes pronunciamientos técnicos en sus siglas en inglés: ARS 9, APB 11, FAS 96, que luego fue sustituido por el FAS 109, en l992, y que es de aplicación para entidades que observan USGAAP. En julio de 1996, el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB, en inglés) emitió FIN 48, que es una interpretación de FAS 109 y una reforma parcial a FAS 5, únicamente sobre posiciones de impuesto sobre la renta. FIN 48 tiene como propósito medir las posiciones inciertas en matera de impuesto sobre la renta, para evitar estimaciones subjetivas.

Por su parte, en l979, el Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (IASC, en inglés) aprobó por primera vez la NIC 12, denominada “Tratamiento Contable del Impuesto sobre la Renta, revisada en 1996 y en 2000. En 2009 el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, antes IASC, en inglés), aprobó la NIIF para PYMES, compuesta por 35 secciones, que a través de la Sección 29 “Impuesto a las Ganancias”, regula lo relativo al impuesto sobre la renta diferido. IASB resolvió que las NIC y sus interpretaciones son de aplicación al igual que las NIIF, excepto y hasta el momento que sean modificadas o retiradas por la propia IASB.

Continuando con el impuesto sobre la renta diferido, este es el que se origina de la comparación entre el impuesto por pagar conforme la utilidad financiera y el impuesto por pagar sobre la renta imponible; el primero calculado con normas financieras, y el segundo, con normas tributarias vigentes, resultado de las diferencias temporales que permiten reconocer y asociar en el tiempo los ingresos gravables con los gastos deducibles.

Conviene resaltar algunos objetivos que justifican su estudio y aplicación, a saber: a) Permite identificar los criterios que dan origen a las diferencias temporales sobre el reconocimiento de ingresos o gastos conforme la normativa financiera contra la normativa fiscal vigente, así como contabilizar el impuesto que corresponde registrar como gasto, tomando de base la utilidad financiera, y b) Permite identificar las diferencias temporarias que resultan de comparar partidas de activos, pasivos u otras partidas conforme base financiera contra la base fiscal; así como contabilizar el impuesto por pagar (pasivo) o por cobrar (activo) para el año en curso y para años futuros. Las diferencias temporarias se clasifican en: a) Diferencias temporarias deducibles y, b) Diferencias temporarias imponibles. Identificadas las diferencias temporarias deducibles (activo por impuesto diferido) y las diferencias temporarias imponibles (pasivo por impuesto diferido), se deben compensar entre sí, para luego aplicarle la tasa impositiva vigente y proceder a contabilizar el efecto neto que resulte de ambas, es decir, activo o pasivo por impuesto diferido.

Como ejemplos de diferencias temporarias deducibles existen: i) Ingresos que aumentan la ganancia fiscal en mayor proporción que los financieros y posteriormente se igualan para propósitos financieros. Esta operación causa un impuesto sobre la renta mayor a pagar al fisco que el impuesto atribuible a la utilidad financiera. (Ver párrafo 29.15 (b) NIIF para PYMES) y, ii) Gastos que disminuyen la ganancia financiera y posteriormente se igualan para propósitos fiscales. Como ejemplos de diferencias temporarias imponibles existen: i) Ingresos que aumentan la ganancia financiera en mayor proporción que los fiscales y posteriormente se igualan para propósitos fiscales en años futuros. (Ver párrafo 29.15 (a) NIIF para PYMES) y, ii) Gastos que disminuyen la ganancia fiscal y que posteriormente se igualan para efectos financieros.

Existe otro tipo de diferencia que se denomina “diferencias permanentes”, la cual se genera por ingresos no gravables o gastos no deducibles, conforme las leyes fiscales, que son incluidos en la determinación de la renta imponible o la utilidad financiera (en ningún caso en ambas) y que no se reversan o compensan en periodos posteriores.

Finalmente, sugiero preparar una conciliación detallada entre la renta imponible y la utilidad financiera para las entidades que calculan y contabilizan impuesto sobre la renta diferido.

Me despido deseándoles éxito, con la frase del día: “¡Amanece ya! que nadie se quede atrás, ni uno ni dos.” Popol Vuh.


Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.