Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

24/12/12 - 00:00 Economía

Comercio: 2013, el año del empleo

Habiendo pasado el 13 Baktún hace dos días y entrado en la nueva era de la cultura maya, donde el ser humano, es más humano, más pendiente de los demás, de su historia, de la madre tierra, de su futuro y su presente; además por ser hoy 24 de diciembre, el día más significativo para los cristianos, día de compartir, amor, paz y solidaridad, hay en el ambiente una sinergia muy especial que inspira a poner todo el empeño el año que viene, en hacer realidad esas enseñanzas ancestrales y cristianas.

POR FANNY D. ESTRADA

Está terminando el 2012, un año muy particular para los guatemaltecos porque es un año que nos ha hecho recordar la cultura de la que venimos, reviviendo su esencia, provocando reflexiones sobre sus más profundos principios relativos al ser humano, sus antecesores y su relación con la naturaleza. Cultura que habla de la relación con quienes nos rodean viviendo en armonía. Estamos muy distantes de lograr esa armonía dentro de los guatemaltecos, ya que la pobreza abate a más de la mitad de la población, la violencia nos sigue aterrorizando a todos, el engorro y costos para tramitar lo que sea sigue siendo un calvario para grandes y chicos, la educación y la salud siguen siendo un reto.

Día a día me toca convivir con muchos guatemaltecos que luchan a brazo partido por mejorar las cosas. El Gobierno actual está haciendo lo que puede, empezando a verse algunos resultados. El sector empresarial ha emprendido programas ejemplares para desarrollar nuevos sectores tanto en las áreas urbanas como rurales. Sin embargo, el trabajo por hacer sigue siendo del tamaño de una montaña, y un período de cuatro años de un gobierno no alcanza para obtener resultados permanentes.

No cabe duda de que reducir los índices de pobreza sigue siendo el reto más grande a resolver. No es solo la pobreza de la gente, sino también la pobreza de los recursos del Estado, los cuales se ven menoscabados por la corrupción que los desvía para otros propósitos y, por todos aquellos que escondidos en la informalidad y la evasión no contribuyen, dejando la carga en unos pocos.

En el 2013 urge una campaña que ponga sobre la mesa el tema de construir empleo entre todos. Ponerlo sobre la mesa es explicar en la forma más clara y hasta el mínimo detalle cómo se generan los empleos, de dónde vienen, cómo se generan, cómo un alcalde o un líder puede transformar las condiciones para atraer las inversiones, cómo cada uno tenemos una responsabilidad que asumir, cómo tomar decisiones, incentivando a las personas a emprender pequeños o grandes negocios que pueden ir desde una carreta que vende hot dogs, una pequeña o gran plantación, fabricar jaleas caseras, hacer adornos, poner una librería, una venta de comida, organizar repartición de cartas, limpieza de oficinas, servicios de jardinería, decoración de casas, distribución de verduras, cuidado de niños o ancianos, poner un colegito, una panadería, abastecer una fiesta, fabricar bolsas ecológicas, cuidar animales en ausencia de los dueños, etc. Esto, hablando de actividades fáciles de emprender, y no digamos explicar a la sociedad cómo se atraen las grandes inversiones al país de esas que instalan fábricas hasta con cinco mil trabajadores. Para todo lo mencionado existen oportunidades que se deben visualizar. Todos los negocios mencionados antes, sean grandes o pequeños, significan creación de empleo. Los empleos no caen del cielo, se requiere de espíritu de emprendimiento, el cual se puede inculcar en la casa o desde la escuela

Mientras cada guatemalteco en la ciudad y en el campo no sea dotado desde la escuela de una formación de alta estima hacia sí mismo y enseñado desde su niñez que el Estado no puede proveerle de todo, que tiene que desarrollar sus capacidades aprovechando el entorno que lo rodea para generar su autosostenibilidad, seguiremos pensando que alguien más tiene que ponernos ingresos en los bolsillos, que se pueden ir a robar a los que se los ganan honradamente o que papa Estado proveerá.

El modelo de desarrollo que debe impulsarse es claro, es un modelo dirigido a la creación de empleo, uniendo a ello la formación de empresarialidad, de moral tributaria y de competitividad —ser mejores en lo que hacemos—, unido a programas de atracción de inversiones y promoción de las exportaciones hacia los mercados grandes que sean capaces de absorber todo lo que los empleados produzcan.

Les deseo a todos una Navidad en la que puedan compartir con quienes tengan cerca de su corazón amor y paz, y elevar una oración para que en el 2013 Dios nuestro Señor inspire a los tomadores de decisiones para impulsar una Guatemala próspera con un modelo de desarrollo sustentado en la creación de oportunidades de empleo.


Herramientas

Tags

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.