Economía

Congreso enviará mañana a Obama ley para construir oleoducto Keystone

El liderazgo republicano del Congreso de Estados Unidos enviará este martes la ley aprobada para autorizar la construcción inmediata del polémico oleoducto Keystone XL al presidente Barack Obama, quien ya advirtió en reiteradas ocasiones que la vetaría en caso de que llegara a su mesa. homa. 

Por POR AGENCIA EFE

Ejemplo de un oleoducto, como el que pretende construir el gobierno de Obama.
Ejemplo de un oleoducto, como el que pretende construir el gobierno de Obama.

Washington - Aunque el proyecto de ley se aprobó hace más de diez días por el Congreso, los líderes republicanos no enviaron el texto a la Casa Blanca para impedir que Obama la vetara durante el receso que disfrutaron la semana pasada.

"El proyecto de ley de aprobación del oleoducto Keystone XL ahora ha sido aprobado por las dos cámaras del Congreso y se enviará al escritorio del presidente mañana" , informó hoy el senador republicano John Hoeven (Dakota del Norte) , uno de los autores del texto.

"El Gobierno ha retrasado este importante proyecto de infraestructura más de seis años a pesar de una serie de revisiones ambientales que concluyen que el proyecto no tendrá un impacto ambiental significativo. Ha sido tiempo más que suficiente para tomar una decisión justa sobre el fondo del proyecto" , agregó Hoeven.

Desde que la oposición republicana recuperó el control de las dos cámaras del Legislativo tras las elecciones del pasado noviembre, ha puesto una gran parte de sus esfuerzos en que se aprobara la construcción del oleoducto, que cuenta con cierto apoyo de la bancada demócrata.

Mientras los conservadores insisten al presidente que la creación del tubo crearía miles de empleos, Obama se resiste a firmar su construcción al no haberse concluido todos los estudios de impacto medioambiental que está llevando a cabo el Departamento de Estado.

Obama tiene diez días para vetar la ley desde que la reciba en su mesa, algo que previsiblemente ocurrirá en privado, sin que se celebre ningún acto público.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, no quiso confirmar hoy si habrá un evento abierto para la rúbrica del bloqueo del presidente, pero en su rueda de prensa diaria insistió en que no es ningún secreto el punto de vista del presidente sobre el proyecto.

Éste sería el primer gran veto del mandatario desde que llegara a la Casa Blanca, ya que sus únicos bloqueos datan de 2009, sobre una ley de continuidad presupuestaria y otra sobre poderes notariales.

El oleoducto transportaría unos 830.000 barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido desde la provincia canadiense de Alberta a diferentes lugares de Estados Unidos, incluidas refinerías de Texas en el Golfo de México, y un centro de distribución en Oklahoma.