Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

29/12/12 - 00:00 Economía

El mejo año de nuestras vidas

Durante los años que llevo escribiendo mi columna en Prensa Libre, con la suerte de publicar el último o primer sábado de cada año deseo aprovechar la oportunidad de desearles un muy feliz 2013 y compartir con ustedes varios pensamientos que sean de utilidad para la construcción de su futuro empresarial.

Estos días viene a nuestra mente un análisis de lo logrado o lo pendiente de hacer y nos marcamos metas para los siguientes 12 meses, algunos se mantienen con estos objetivos presentes y logran sus propósitos y otros olvidamos los mismos y pasan a ser una especie de una lista de los buenos deseos. Es naturaleza humana quizás, pero muchas veces culpamos de nuestros resultados a la situación económica, al país, al Gobierno, hasta nuestra familia, amigos o pareja por lo que no logramos alcanzar para nuestra vida.

La realización de nuestros sueños es algo que solo corresponde a nosotros y si recordamos que este año puede ser el mejor de nuestra vida, si así nos lo proponemos y lo vivimos, notaremos que las cosas realmente pueden cambiar de adentro hacia afuera. De tanto en tanto expongo en este espacio de opinión que en promedio y de acuerdo con los años de experiencia que tenemos en la consultoría en negocios, afirmo que una persona tiene tres grandes sueños para su vida: tener una familia propia, ser dueño de su casa y poseer un propio negocio.

De los tres, el que probablemente menos realiza la gente es poseer su propio negocio, quizás porque esto supone un nivel de riesgo que algunas veces sea demasiado para muchas personas versus la seguridad de tener empleo en una empresa. Sin embargo, he de decir por experiencia propia, ser dueño de su propio negocio es una actividad que brinda un sentido de realización personal profundo más allá de ser llamado “el jefe”. Siempre he dicho que no tiene nada de malo ser empleado, al contrario, qué bueno que usted sienta esa sensación de certeza que le da el estar en una relación de dependencia laboral, pero cuando uno es el arquitecto de su propio destino profesional adquiere un enorme sentido o propósito para la vida.

El mejor momento para iniciar con su propio negocio es hoy. La diferencia entre el fracaso o la oportunidad de triunfar radica en desarrollar un sentido de la oportunidad, ver luces donde las otras personas solo ven sombras y decidir ir por todo, casi con ciega locura, tras la consecución de su sueño. Esto no llega por inspiración divina, esto, como todo en la vida, se desarrolla a través de la práctica. Así que la receta no es nueva ni mágica, pero eso sí, siempre funciona: infórmese, esté atento, investigue, haga buenos números, pregunte si no sabe y cuestiónese siempre lo que ha aprendido porque el mundo cambia demasiado pronto y lo que era ayer, ya no lo es hoy.

Mi pensamiento hoy para usted es que el mejor año de nuestras vidas es el que estamos viviendo, porque hoy construimos la vida que deseamos vivir, al final el único tiempo que tenemos es hoy. Muy feliz Año Nuevo y deseo que haga todos los sueños y propósitos que viven en usted.

*Director General Francorp Centroamérica

JOSé ROBERTO FERNáNDEZ / ESTRATEGIA EMPRESARIAL

Más noticias de Economía

Herramientas

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.