Economía

Bajos salarios amplían brecha de ingresos en EE.UU.

La brecha de ingresos entre ricos y pobres que se advierte en las grandes ciudades de Estados Unidos no se debe solamente al aumento de las remuneraciones de los de arriba: los de abajo han sufrido una fuerte caída de sus salarios.

Por WASHINGTON / AP

Archivado en:

Empleo Ingresos Riqueza Salario
Las pequeñas alzas salariales no han logrado elevar a millones de estadounidenses en la escala económica. (Foto Prensa Libre: que.es)
Las pequeñas alzas salariales no han logrado elevar a millones de estadounidenses en la escala económica. (Foto Prensa Libre: que.es)

Muchos de los hogares más pobres recaudan apenas una fracción de lo que ganaban antes de la Gran Recesión, que comenzó a fines de 2007.

Al mismo tiempo que la recuperación cobraba impulso en 2014 con el aumento del empleo, los ingresos del 20% más pobre caían en Nueva York, New Orleans, Cincinnati, Washington y St. Louis, de acuerdo con un análisis del Censo difundido el jueves por el instituto de investigaciones Brookings Institution, de Washington.

Poder adquisitivo

  • Los más pobres han recuperado a duras penas algo de su poder adquisitivo desde que comenzó oficialmente la recuperación de la economía hace seis años y medio.

"No es tanto que los hogares de clase alta se alejan, como que los pobres pierden terreno", dijo Alan Berube, subdirector de políticas metropolitanas de Brookings.

Un caso testigo es Cincinnati, sede de grandes empresas como Procter & Gamble y Macy's, a las que se asocia con la prosperidad de la clase media. El 20% más pobre ganó apenas US$10 mil 454 en 2014.3% menos que el año anterior y 25% menos que al inicio de la recesión.

El 5% más adinerado de Cincinnati ganó al menos US$164 mil 410 en 2014, más que en 2013 aunque 7% por debajo de los niveles anteriores a la recesión.

La consecuencia de ello es una brecha que se incrementa. El 5% más alto ganó 15.7 veces lo que ganó el 20% más bajo en Cincinnati. La brecha nacional fue de 9.3, igual que en 2013. Antes de la recesión era de 8.5.

Los más pobres han recuperado a duras penas algo de su poder adquisitivo desde que comenzó oficialmente la recuperación de la economía hace seis años y medio.

Pero el análisis sugiere que el aumento del empleo y las pequeñas alzas salariales no han logrado elevar a millones de estadounidenses en la escala económica.