Economía

Bolivia está dispuesta a negociar con Iberdrola

El Gobierno de Bolivia afirmó hoy que tiene “la puerta abierta” para reanudar negociaciones con la eléctrica española Iberdrola para compensarle por la nacionalización en 2012 de sus cuatro filiales, si la empresa acepta hacer una pausa en el proceso de arbitraje iniciado contra el Estado boliviano.

Por LA PAZ / EFE

Evo Morales,  presidente de Bolivia, comparte con músicos de ese país. (Foto Prensa Libre: AFP)
Evo Morales, presidente de Bolivia, comparte con músicos de ese país. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Hay avances muy importantes, avances muy significativos. Sin embargo, en Bolivia nosotros no dialogamos bajo presión de nada, ni de nadie” , dijo el Procurador General del Estado boliviano, Héctor Arce, en una entrevista con el canal estatal de televisión.

Arce, encargado de negociar con las trasnacionales a las que Bolivia expropió empresas, reiteró que cuando se abre un proceso de diálogo con las compañías debe iniciarse una pausa en el proceso de arbitraje, una posición que ya expresó a finales de febrero.

Agregó que “dentro de esa pausa en el arbitraje, que puede ser de meses, que puede ser de años incluso” se negocia un acuerdo, pero si no se alcanza un convenio la compañía puede seguir con su demanda.

“La empresa tuvo algunos reparos ante eso. Lamentablemente se han tenido que paralizar las negociaciones que las estaba llevando el ministro de Hidrocarburos y Energía, la Empresa Nacional de Electricidad y nosotros como abogados, pero la puerta está abierta si la empresa acepta las condiciones de Bolivia” , sostuvo Arce.

El Procurador boliviano dijo que su país es el que más nacionalizaciones ha hecho en el último tiempo, el que más beneficios ha obtenido de esos procesos, pero también “es el que menos conflictos jurídicos tiene” que afrontar, porque ha llegado a varios acuerdos con las compañías trasnacionales.

Según Arce, la eléctrica española inició en 2014 el arbitraje internacional para que se le indemnice por la nacionalización de cuatro de sus filiales: las distribuidoras eléctricas Electropaz y Elfeo, la empresa de servicios Edeser y una gestora de inversiones.

El pasado 21 de diciembre, Arce anunció un “principio de acuerdo” para pagar a Iberdrola una indemnización menor a la que solicitaba inicialmente, pero esa solución no llegó a concretarse.