Economía

Caída récord del desempleo en España en 2015, aunque se mantiene elevado

La mejora en el mercado laboral español se confirmó en 2015 con una bajada récord del número de desempleados aunque su tasa de paro se mantiene entre las más elevadas de Europa, un 20.9% de la población activa.

Por MADRID / AFP

El crecimiento económico está impulsando el mayor empleo. (Foto Prensa Libre: EFE)
El crecimiento económico está impulsando el mayor empleo. (Foto Prensa Libre: EFE)

La tasa de desempleo, del 23.71% un año atrás, vuelve así a niveles del segundo trimestre de 2011, anunció el jueves el Instituto Nacional de Estadística. Sus cifras revelaron una bajada histórica de 678 mil 200 desempleados, dejando el número de personas sin trabajo en 4.78 millones.

En medio de grandes dificultades para mantenerse en el cargo, el jefe del gobierno conservador Mariano Rajoy tiene al menos un motivo de alegría por cumplir su promesa de terminar el año con una tasa de paro que no supere el 21.1%.

"Los datos del empleo son esperanzadores, sigamos trabajando juntos para que la recuperación llegue a todos", comentó en Twitter.

Analista

  • "No creo que sea una buena noticia porque la construcción, como la hostelería, son sectores donde hay mucha estacionalidad, contratos temporales y son sectores donde hay un peso muy significativo de economía informal", señala a Àngels Valls, profesora de la escuela de negocios Esade.
  • "Antes de la crisis, la duración media de todos los contratos en España era de 86 días, ahora estamos alrededor de 50 días", agrega.

"¿Quién hubiera previsto en enero de 2014 un crecimiento del PIB de un 3.2% en 2015 (el doble de la media europea), la creación de un millón de puestos de trabajo en dos años y la reducción de la tasa de paro al 20.9%?", se alegraba Sandalio Gómez, profesor de la escuela de comercio IESE Business School.

"Es espectacular", coincide Gayle Allard, profesor de la IE Business School en declaraciones.

España emergió en 2014 de seis años de profunda crisis económica y poco a poco todos los indicadores se ponen en verde. Falta por ver si la parálisis política originada tras las elecciones legislativas del 20 de diciembre y la coyuntura internacional pueden poner en peligro esta tendencia.

"La economía podría sufrir un frenazo" si los partidos políticos no consiguen acordar un gobierno de coalición, advierte Allard.

Formación profesional

Pese a la caída histórica, la tasa de paro sigue siendo superior al 20%, de las más altas de la Unión Europea, y entre los menores de 25 años se dispara por encima del 46%. Se necesitarán años para alcanzar los paises vecinos.

Además, la calidad de los empleos se mantiene como una gran debilidad del mercado laboral español.

En un año, aumentaron en 335 mil 100 las personas con contratos temporales, según el INE, mientras que 170 mil 600 firmaron un contrato indefinido. Al mismo tiempo, muchos trabajadores tuvieron que aceptar rebajas salariales para mantener su empleo.

El sector de los servicios, donde abunda la temporalidad, es el que más ha contratado en 2015 (421 mil 500 personas), aprovechando el crecimiento del consumo y el buen momento del turismo.

La agricultura reclutó 50 mil 800 personas, la construcción, devastada por la explosión de la burbuja inmobiliaria en 2008, otros 28 mil 100, mientras que la industria, que representa un 15% del PIB, ganó 24 mil 600 trabajadores.

Sin embargo, en el cuatro trimestre, el número de trabajadores indefinidos aumentó en 103 mil 400, mientras que los temporales bajaron en 63 mil 600. "Es la señal que estábamos esperando", afirma Gayle Allard.

El desafío para la próxima legislatura será impulsar la formación profesional de los empleados y los parados de larga duración, coinciden los economistas.

"Si miramos quién se queda atrás, quién está perdiendo el tren, vemos a personas de más de 45 años, en mayoría hombres sin estudios y que han trabajado solamente en el sector de la construcción", explica Valls. Además, suelen ser "el único salario en el núcleo familiar".

Para ellos, son necesarios "programas de acompañamiento al empleo personalizados, muy distintos de lo que ahora se hace en España". Sin ellos, estas personas se sumarán a aquellos que renunciaron a encontrar trabajo o dejaron el país, advierte.

"Es muy preocupante la caída tan intensa de la población activa", afirmaba el sindicato CCOO. En 2015, se redujo en 153 mil 200 personas hasta los 22.87 millones, según el INE.