Economía

Caos urbano frena el desarrollo

Para urbanistas y analistas, el crecimiento económico sostenido de un país solo puede ir de la mano del desarrollo urbano previamente planificado.

Por Byron Dardón Garzaro

Un desarrollo urbano ordenado contribuye a mejorar el ingreso medio.
Un desarrollo urbano ordenado contribuye a mejorar el ingreso medio.

Según Hugo Fernando Gómez, subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Secretaría General de Planificación (Segeplan), el desarrollo urbano planificado es vital en el crecimiento económico, ya que de acuerdo con datos internacionales, por cada punto porcentual de urbanización de un país o ciudad, el ingreso per cápita se incrementa en alrededor de US$400 anuales.

Gómez agregó que el cálculo anterior tiene su origen en un crecimiento natural, pero si se hiciera de forma ordenada y sostenible, el proceso de urbanización impactaría mucho más en la economía de las personas, de las empresas y de las ciudades o del país de que se trate.

Crecer sin orden

  • Según el consultor inmobiliario Manuel Salguero, gerente de la empresa Evinsa-Plusvalía, el crecimiento de la capital del país en su primera etapa fue ordenado, pues tres décadas atrás ya se habían definido las 25 zonas actuales.
  • Agrega que con el aparecimiento de los condominios se perdió el orden, ya que estos no atendieron una traza ordenada, simplemente se formaban en conjuntos cerrados por un muro y no compartían nada de sus instalaciones —calles, áreas verdes, áreas deportivas, de recreación, etc.—, pero sí utilizaban las del entorno.
  • Salguero confirma que en la actualidad es el empresario de proyectos el que marca el desarrollo urbano. La mayor parte de los nuevos asentamientos se establecen de acuerdo a las ventajas económicas para el desarrollador,sin importar un orden territorial.
  • Salguero insiste que el Gobierno debe obligar a cada municipio a tener un Plan de Ordenamiento Territorial (POT), y a partir de allí, pensar que habrá un desarrollo urbano ordenado.
  • Para Salguero el desarrollo urbano planificado es vital porque establece un adecuado uso del suelo.

Según el funcionario, América Latina es la región más urbanizada del mundo, pues aproximadamente 80 de cada 100 personas viven en ciudades.

Dentro de este marco, Guatemala tiene una oportunidad por ser uno de los últimos países en hacer ese proceso de transición de lo rural a lo urbano, afirma Gómez.

Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que entre el 52% y el 55% de la población guatemalteca ya vive en una ciudad, por lo que Gómez cree que el gran desafío es afrontar el reto de la migración o esperar que ocurra de manera natural.

Lo anterior implica diseñar un modelo de desarrollo sostenible, pues “no hay planes de ordenamiento territorial (POT) en Guatemala”, reconoce Gómez.

El profesional agregó que de los 340 municipios del país, solo Guatemala, Antigua, Salcajá y Quetzaltenango cuentan con un POT.

El desafío

Según el funcionario, el gran desafío es que esas ciudades, que en este momento no están preparadas para recibir una migración, tengan un plan de desarrollo urbano que genere vivienda cercana al trabajo y a los centros de estudio, con sistemas de transporte eficientes y los servicios necesarios, como agua, luz y otros.

Según Gómez, el desarrollo urbano planificado permite que el municipio atraiga inversión a cambio de infraestructura adecuada, y que las empresas lleguen atraídas por los servicios que se ofrecen.

Lisardo Bolaños, analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), subraya que en Guatemala hay un creciente conocimiento de la importancia del ordenamiento urbano en el desarrollo económico.

Bolaños recuerda que tanto la propuesta de política industrial que generó el Ministerio de Economía el año pasado, como la que recién presentó la Asociación Guatemalteca de Exportadores sobre la hoja de ruta para el desarrollo de la manufactura incluyen la planificación urbana como parte de los temas económicos a los que se le debe “entrar en serio y de lleno”.

Según el académico, en las condiciones actuales de la ciudad de Guatemala, perder cuatro horas para entrar y salir de ella significa una pérdida de tiempo considerable que afecta la calidad de vida de las personas y, en consecuencia, de las empresas donde trabajan.

Agregó que a las empresas se les incrementan los costos debido a que la logística se vuelve más complicada en un país en donde, a pesar de tener dos océanos cerca y un territorio pequeño, su topografía es montañosa, lo que impacta en planificación, urbanización y costos de movimiento.

Una constante que se observa en el mundo es que las grandes ciudades relacionadas con el crecimiento económico, la mayoría están ubicadas en lugares adecuados para el comercio marítimo, como Nueva York, Rotterdam o Buenos Aires, entre muchos ejemplos, pues reducen los costos de exportación e importación.

Otro ejemplo es China, que situó a tres ciudades cercanas al mar entre 1981 y 1984 para atraer inversionistas e impulsar las exportaciones por medio de la manufactura.

Ventajas

  • Según estudios internacionales, los países urbanizados tienen niveles más bajos de pobreza.
  • Países que han alcanzado estatus de ingreso medio tienen al menos un grado del 50% de urbanización.
  • de cada cien personas habitan en ciudades en países urbanizados de América.

En la época moderna es diferente y los grandes polos de desarrollo económico deberían estar en los puertos Quetzal y Barrios, porque es donde podría haber mayor crecimiento debido a que en esos puntos los costos de generar actividad económica son menores en relación al comercio exterior. Aunque se deben hacer inversiones, es mucho más rentable que sostener el crecimiento en ciudades alejadas del mar, en donde los costos no son menos competitivos.

Según Bolaños, si Guatemala como sociedad le diera importancia al tema, se debería estar impulsando el crecimiento de Puerto Quetzal y de Puerto Barrios, así como de una o dos ciudades fronterizas cercanas a México.

Por aparte, mientras más siga creciendo la Ciudad de Guatemala, se reducirán las oportunidades de propiciar el desarrollo en otros centros urbanos.

Idealmente, Puerto Barrios pudo haber sido la gran ciudad del país que se desarrollara cerca al mar, pero el clima propicio para enfermedades lo impidió.

“Mientras más grandes seanlas ciudades, mayor capacidad de diversificación de actividades económicas existe, siempre que haya la posibilidad de promoverlas”, asegura el analista del Cien.

La estrategia de desarrollo urbano planificado para Guatemala y otras ciudades actuales tiene que incluir aspectos como el funcionamiento del transporte público y generación de vivienda vertical accesible en áreas redensificadas. En caso contrario, se debe pensar en desarrollo de urbes cercanas a los puertos y a la frontera con México.

Enrique Godoy, comisionado presidencial para el Urbanismo, señala que según datos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, el 75% del crecimiento urbano en los próximos 20 años va a llegar de ciudades intermedias, como Cobán, Quetzaltenango y Coatepeque, entre otras.

Según Godoy, el crecimiento urbano favorece el crecimiento económico porque la capacidad adquisitiva sube.



Un desarrollo  urbano ordenado contribuye a mejorar el ingreso medio.
Un desarrollo urbano ordenado contribuye a mejorar el ingreso medio.