Economía

Taxistas en alerta ante inminente llegada de UBER

Como un retrato a lo que ha sucedido en otros países, la inminente llegada de Uber ha provocado rechazo; sin embargo, el sector ha decidido innovar para no quedarse atrás, pero con una condición, y es que ese servicio opere bajo las mismas condiciones.

Por Natiana Gándara y Byron Dardón

Pilotos y empresas de taxi de Guatemala están a la expectativa de la entrada de Uber. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Pilotos y empresas de taxi de Guatemala están a la expectativa de la entrada de Uber. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Aún sin fecha exacta de llegada, Uber lleva más de un mes recibiendo solicitudes de pilotos interesados en prestar servicio para la empresa con sede en San Francisco, California.

Mientras eso sucede, en el país ya se realizó la primera marcha en contra del servicio, pero más allá, se ha empezado a tomar acciones, como el cobro con tarjeta de crédito, uso de tablets y mejoras en atención al cliente.

Piden regulación

Pilotos de taxis guatemaltecos, así como empresarios y creadores de aplicaciones de transporte, indicaron que aunque perciben a Uber como una amenaza porque será un competidor ya establecido con reglas claras y concretas, es importante que esa empresa sea regulada.





Emilio Barrientos, presidente de la Asociación de Taxis de Guatemala, comentó que ese gremio, autorizado desde 1984, reúne a 225 socios que pagan impuestos y tasas municipales, y cumplen los requisitos que pide la Municipalidad de Guatemala.

“Cómo es posible que una empresa extranjera venga a botar el servicio confiable que tenemos”, manifestó el directivo.

Barrientos recordó que la aplicación ha enfrentado problemas en otros países, donde su operación ha sido obstaculizada.

Rodolfo Neutze, presidente de la firma de taxis Corporación Amarillo, creada en 1993 y que cuenta con 475 pilotos, refiere que Uber suplirá una oferta insatisfecha, pero aclaró que en el país no existe monopolio de esta clase de transporte y, por lo tanto, puede operar.

Neutze recomendó que una opción a considerar por la alcaldía capitalina es anular las tasas, con el objetivo de igualar las condiciones para todos.

Municipalidades

  • Carlos Sandoval, vocero de la Municipalidad de Guatemala, informó que aún analizan el tema de Uber, pero no tienen planes claros para atender el tema.
  • “Entendemos que el negocio trabaja de diferente manera, es otro nivel, por lo que esperaremos a que entren para poder opinar”, expresó el comunicador.
  • Luisiño Sánchez, director de Comunicación Social de la Municipalidad de Santa Catarina Pinula, comentó que sería posible regular a Uber siempre que esté dentro de las regulaciones de tránsito del país.
  • Otro aspecto que señaló Sánchez fue la importancia de involucrar a la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (Diaco), para el manejo de posibles quejas de usuarios en contra de la firma estadounidense.

“Los pilotos cumplen requisitos que buscan garantizar seguridad”, dijo.

De momento, Corporación Amarillo ya cobra con tarjeta de crédito con un POS e instaló pantallas digitales con GPS.

Luis de Uriarte, representante de Uber en México, dijo vía telefónica que todavía no hay fecha para comenzar operaciones en Guatemala y que continúa el reclutamiento de socios conductores

Resaltó que Uber no es un servicio de taxis o de transporte público, por lo que se maneja con sus propias reglas.

Concepto diferente

Marcos Palma, vicepresidente del Instituto de Derecho de la Competencia (IDC), comentó que tras estudiar el caso de Uber  consideran que el concepto del negocio es diferente.

Palma comentó que en otros países donde ya funciona la aplicación,  las autoridades de competencia les recomendaron no prohibirla sino regularla bajo su propio concepto, como solicitarle un seguro de protección civil y control de conductores, entre otros aspectos.

Palma dijo que habrá que esperar  cuando Uber  entre al país, y si aún no existe una ley de competencia, ¿qué posición tomarán las autoridades municipales?, cuestionó el ejecutivo.

“Los taxistas protestarán e impedirán su entrada; no deben poner barreras anticompetitivas”, enfatizó Palma.