Economía

Conflicto en Air France por el velo obligatorio para las azafatas en Irán

La reapertura de la línea aérea de Air France entre París y Teherán a partir del 17 de abril ha generado un comienzo de conflicto laboral por una nota de la dirección de la aerolínea en la que señala a su personal femenino la obligación de cubrirse el pelo desde que pongan pie en Irán.

Por París / EFE

Air France es la aerolínea de bandera francesa. (Foto Prensa Libre: telenoticias.com)
Air France es la aerolínea de bandera francesa. (Foto Prensa Libre: telenoticias.com)

Una representante del sindicato la UNAC entrevistada hoy por la emisora "France Info" señaló que su principal reivindicación es que, teniendo en cuenta esos imperativos, el personal que cubra esa línea lo haga de modo voluntario.

La dirección en su directiva señala que las mujeres de la compañía tendrá que llevar pantalones y mangas amplias que cubran todo el cuerpo y cubrirse el pelo con un velo desde su salida del avión y hasta que lleguen a su hotel.

En caso de negarse a ese destino (están programados tres vuelos semanales París-Teherán gracias al levantamiento de las sanciones a Irán con el acuerdo nuclear), las azafatas se exponen a una sanción con efectos en su salario y en su expediente profesional.

  • "La legislación iraní impone llevar un velo que cubra el pelo en los espacios públicos para las mujeres presentes en su territorio", recordó, antes de añadir que es una norma que no se aplica durante el vuelo y que respetan "todas las compañías aéreas".

El sindicato UNAC que había manifestado su inquietud sobre esta cuestión a la ministra de los Derechos de las Mujeres, Laurance Rossignol, se felicitó ayer de que ella se hubiera puesto en contacto con su organización para conocer en detalle las "restricciones particulares" que se imponen a la tripulación femenina.

En un comunicado, el sindicato se mostró convencido de que una vez informada, la ministra va contactar "rápidamente" con la dirección de recursos humanos de Air France para "sugerir una solución de sentido común que respete la sensibilidad" de todas las empleadas.

En una primera reacción, la empresa había manifestado sorpresa por este conato de conflicto, sobre todo porque la obligación del velo "no es una novedad" ya que existe en otros destinos como Arabia Saudí, y se tenía que aplicar en Irán antes de que se suspendiera la conexión con Teherán en 2008 por las sanciones internacionales.

Además, había hecho notar que "la tolerancia y el respeto de las culturas y de las costumbres de los países en los que está presente forma parte de los valores fundamentales de Air France".