Economía

Industria local se beneficia por caída del petróleo

La caída internacional del barril de petróleo ha permitido que en algunas industrias los costos de producción sean más baratos y se fortalezca la competitividad y reinviertan capital, aseguraron ayer empresarios.

Por Guillermo Isaí Ramírez

Para los países que no son productores de crudo, el que se reduzca la factura petrolera es beneficioso porque todos los insumos relacionados con ese producto también deberían bajar, afirmó Fernando López, empresario del sector de plásticos. “Los consumidores son los que más aprovechan la baja en los precios de los derivados del petróleo”, señaló.

López aseguró que ha habido una baja de precios en las resinas derivadas del petróleo, aunque hay otras variables en el proceso. El año pasado, las resinas costaban US$ 1 mil 700 y ahora US$1 mil, puntualizó López. “Hay una tendencia a la baja y eso es bueno para nuestros clientes, ya que los consumidores finales pagan menos”, agregó.

Insumos no bajan

Los precios se mueven al alza cuando suben los precios de los combustibles, pero no lo hacen cuando van a la baja, afirmó Jaime Matus, presidente de la Cámara Empresarial de Comercio y Servicios (Cecoms).

Los costos de materias primas, como hule, azúcar y café, se han visto afectados por la caída del precio del crudo y es incierto anticipar una estabilidad, expuso Matus.





Además, las ventas de los carburantes aumentaron y lo que se redujo fue el contrabando de combustibles desde México, aseguró Matus.

Según Manfredo Reyes, presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa y empresario del sector de transportes, la baja del precio de los combustibles es visible, pero no ha sido trasladada a los insumos.

Por ejemplo, en el sector de transporte, los precios de lubricantes, aceites y llantas no han bajado, afirmó Reyes.

“Los precios subieron junto al petróleo, pero ahora no ha bajado nada, eso no es justo ni equitativo”, apuntó Reyes.

El empresario aseguró que en el sector de transportes se ha registrado un mayor margen de utilidad, pero continúan los incrementos de salarios y la alta inseguridad, lo que reduce la competitividad.

Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala, dijo que existe un impacto en el comercio porque se paga menos por los combustibles y hay más consumo. “Comerciantes minoristas y mayoristas han percibido la baja”, afirmó Briz.

La Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) no va a bajar su producción, porque no se trata solo de dejar de producir, explicó el presidente de la Cecoms.