Economía

"Crisis es compleja, pero soluble"

El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) , Nelson Merentes, aseguró este lunes  que la situación económica que enfrenta el país caribeño tras la caída de los precios del petróleo, la contracción del crecimiento y la alta inflación es "compleja" pero "soluble"

Por Caracas / EFE

La crisis en Venezuela se extiende más allá de los precios del petróleo; la escasez golpea al país. (Foto Prensa Libre: AFP)
La crisis en Venezuela se extiende más allá de los precios del petróleo; la escasez golpea al país. (Foto Prensa Libre: AFP)

"La situación por la caída de los precios y por otras perturbaciones económicas es compleja, sin embargo, es soluble porque ya están buscando las soluciones (...) y nuestro pueblo lo entiende" , dijo Merentes al canal Telesur.

Agregó que el Gobierno trabajo con "bajos precios y más producción" y señaló que están destinando todos los recursos económicos a invertir en "los sitios estratégicos para aumentar la capacidad productiva" .

Asimismo, indicó que se ha creado un nuevo esquema para la explotación minera en el país, cuyo modelo "no va a ser solo de extracción si no de diversificación económica de manera de agregarle valor a los minerales completos" .

"Se ha creado un nuevo esquema para la explotación minera, donde el país se expandirá en términos de extracción, explotación e industrialización de minerales" , subrayó.

El pasado 25 de febrero, el presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) , Eulogio Del Pino, informó de que la empresa firmó un acuerdo por US$2 mil millones con la minera canadiense Gold Reserve para explotar oro en el rico Arco Minero del Orinoco, cuyas reservas se estiman en 7.000 toneladas.

El también titular de la cartera de Petróleo explicó que las reservas representan US$280 mil millones de dólares, "con una explotación potencial de hasta 70 años, lo cual garantiza una fuente diversificada de divisas para el país" .

Venezuela atraviesa una aguda crisis económica, producto de una contracción en su producto interno bruto (PIB) del 5.7 por ciento en 2015 y una inflación del 180.9 por ciento, la más alta del mundo, lo que llevó al presidente a aprobar el pasado 15 de enero un "decreto de emergencia económica"