Economía

Cuba difunde nuevos lineamientos económicos 

El Partido Comunista de Cuba difundió una nueva serie de lineamientos económicos.

Por LA HABANA / AP

Gobierno cubano lanzó nuevos lineamientos para abrir la economía. (Foto Hemeroteca PL)
Gobierno cubano lanzó nuevos lineamientos para abrir la economía. (Foto Hemeroteca PL)

En los lineamientos se “reconoce la existencia objetiva de las relaciones del mercado”, pero también subrayan el compromiso cubano con una economía centralizada.    

El documento indica que no se permitirá la concentración de propiedades y riqueza.    

También promete mejorar el servicio de internet “gradualmente, según lo permitan las posibilidades económicas” en una de las naciones con peor conectividad del mundo.    

Los 274 lineamientos actualizan el documento que presentó en el 2011 el presidente Raúl Castro sobre su visión de una reforma económica, durante el congreso del Partido Comunista que se realiza dos veces por década.

Esas reformas han permitido el crecimiento de decenas de miles de empresas privadas, desde los zapateros independientes hasta restaurantes de lujo.   

Pero las empresas privadas no han podido salvar al gobierno de la falta de dinero y el estancamiento económico, debido a los recortes en los subsidios al petróleo por parte de Venezuela.    

El entonces ministro de Economía, Marino Murillo, dijo el mes pasado que Cuba tuvo un crecimiento del 1% durante la primera mitad del 2016 pese a la explosión de turismo impulsada por el descongelamiento de relaciones con Estados Unidos en diciembre del 2014. Murillo dijo que el país tendría que reducir su consumo eléctrico en un 6%, y la mayor parte de esa reducción estaría dirigida al sector estatal.    

Las empresas gubernamentales y paraestatales tienen menor actividad durante el verano, cuando la mayoría de los cubanos se toma unas largas vacaciones.

Este verano ha sido particularmente lento, pues más empleados de lo habitual se tomaron descansos más largos y salen de trabajar más temprano. Se ha reducido el consumo de aire acondicionado en los edificios del gobierno y las estaciones de gasolina a menudo se encuentran cerradas porque ya no tienen combustible o supuestamente están siendo reparadas.    

Hasta el momento, Cuba no ha tenido cortes o reducción sostenida o frecuente de electricidad ni algún otro efecto llamativo de una recesión.    

Sin embargo, existe una extensa frustración popular ante la incapacidad del gobierno para incrementar los salarios estatales o permitir un crecimiento más rápido de las empresas privadas.    

Otro documento del Partido Comunista publicado en mayo y que delinea la visión del partido para el país hasta el 2030 menciona el nuevo reconocimiento legal de la pequeña y mediana empresa. Actualmente, los comercios privados únicamente son permitidos bajo una categoría especial de autoempleo, lo que representa problemas para las empresas que no se apegan a una burocracia que no las reconoce de manera oficial.    

Los nuevos lineamientos no contienen detalles sobre dicha reforma, lo que proyecta dudas sobre si entrarán en efecto dentro de un futuro cercano.    

Frustrados por las faltas de oportunidades y preocupados de que Estados Unidos ponga fin a sus privilegios especiales respecto a los inmigrantes cubanos, los habitantes abandonan la isla de 11 millones de personas en cifras cada vez más altas. La tasa de emigración ha sido de más del doble desde que se descongelaron las relaciones, y más de 90 mil cubanos han ingresado a Estados Unidos a través de los cruces fronterizos.

Adicionalmente, más de 10 mil han salido de la isla en balsas y muchos otros se han ido a otros países.