Economía

¿A dónde fue tu Bono 14?

¿Qué hiciste de tu Bono 14, lo invertiste, lo guardaste o te lo gastaste? Hubo quienes se lo gastaron por completo en cosas que cada día valdrán menos y solo les trajeron comodidad, o les satisficieron un gusto o placer pasajero, pero aún siguen endeudados y alquilando, y hubo quienes lo invirtieron en cosas que cada día valdrán más, lo guardaron para formar un capital o bien lo aprovecharon para crecer en conocimiento y preparación profesional, lo cual, sin duda alguna, será recompensado más adelante.

Por Eduardo Palacios

En efecto, hubo quienes sensatamente lo usaron para pagar deudas por completo o bien para disminuir los saldos que debían. También lo usaron para comprar equipos o materiales que les ayudarán a aumentar la producción de su negocio, que tienen por aparte o para adquirir más productos de los que venden en sus momentos libres.

Asimismo, otros lo destinaron al pago adelantado de las inscripciones de sus hijos y la compra de sus libros, útiles y accesorios, para no tener apremios económicos en el inicio del año escolar que viene. Otro grupo lo guardó completo, pues tiene en mente juntar el capital suficiente para enganchar su casa propia, comprar una nueva para dar en alquiler si ya tiene una, o bien comenzar el negocio que sueña con tener, para así independizarse más adelante. Otros lo están guardando para llegar a tener el dinero suficiente para comprar un terreno en el cual puedan construir su casa por su propia cuenta.

Recuerda que dentro de solo cinco meses recibirás de nuevo otro salario adicional llamado aguinaldo y aún tienes tiempo para rectificar lo equivocado que hiciste con tu bono o repetir lo bueno que hiciste con él. Ponte a pensar que en tus manos tendrás todo un salario extra en tus manos dos veces al año y que es una gran oportunidad para que ambos salarios los aproveches en beneficio propio y de los tuyos.

Sin duda que tú quieres que te vaya bien económicamente en la vida, pero son las decisiones presentes las que te llevarán a tener ese mejor futuro financiero que tú anhelas tener.

No dejes que nada ni nadie te presione a hacer lo que no conviene a tus planes por muy llamativo y agradable que sea lo que te ofrezcan.

Aprende a decir no y siéntete satisfecho y orgulloso de decirlo, pues eso es lo que te conviene a ti y no importa lo que los demás digan. Es tu futuro el que está en juego y no el de los demás. Y la idea es que a ti y a los tuyos les vaya bien en la vida.

Interésate en saber a dónde se te va tu dinero

Quienes hacen dinero saben con exactitud a dónde se les van sus ingresos y cuánto exactamente se les va en lo que gastan.

Este es uno de los factores que acelerarán el proceso de nuestra prosperidad financiera, el cual es llevar control de nuestros gastos para saber en qué y cuánto estamos gastando para saber oportunamente dónde cerrar la llave para que este nos quede a nosotros y no se vaya a donde no queremos.

Nosotros sugerimos a las personas y matrimonios que lleven un control de sus gastos, pues eso les servirá para ver con claridad sus tendencias de gasto basadas en sus decisiones y valores.

Eso lo hace una empresa para no salirse de lo planificado y tener rentabilidad, o sea, tener ganancia. Lo hace para que valga la pena su esfuerzo de trabajo y tener éxito en la lucha de vencer al temor de arriesgar en una actividad de vender o producir algo.

La mayoría tenemos metas por alcanzar y el hecho de llevar un control diario y detallado de nuestros gastos nos revelará las discrepancias que podría haber entre lo que queremos alcanzar y, por otro lado, hacia dónde realmente nos estamos dirigiendo por la forma de gastar nuestro dinero.

Eso significa que guardaremos todo voucher que recibamos, cada factura que paguemos, y anotaremos todo gasto en una libreta o en una App, para que cada fin de cada semana podamos sentarnos a ver hacia dónde nos encaminamos y corregir el rumbo, si acaso nos salimos de la ruta que nos llevará al éxito financiero este año.