Economía

Esto dijeron los importadores de gasolina sobre las alzas de diciembre

Aunque en el largo plazo la respuesta es incierta, el anuncio de que la OPEP recortará la producción de petróleo en el 2017 causó un impacto inmediato en Guatemala

Por Natiana Gándara

Los precios en las gasolineras del país ya evidenciaron el primer ajuste. (Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle)
Los precios en las gasolineras del país ya evidenciaron el primer ajuste. (Foto Prensa Libre: Carlos Ovalle)

El primer reacomodo en el precio de los combustibles se dio ocho días después del anuncio del cártel petrolero, que fue el 31 de octubre.

Juan Ángel Díaz, gerente general de Puma Energy, dijo que el mismo día del anuncio de la OPEP, el precio internacional de la gasolina registró un incremento de US$0.06 el galón.

Ahora la pregunta que se hace es: ¿Se terminó la época de los precios bajos del petróleo y de su derivados?

A nivel local, el incremento en los combustibles fue de entre Q0.60 y Q0.63, según el reporte del Ministerio de Energía y Minas publicado el martes último.

Mientras, el llamado “oro negro” se encareció en los mercados internacionales, lo que se reflejó en un ascenso del 9.31% en el precio del WTI, el petróleo de referencia en EE. UU.

El barril del petróleo de Texas no veía esos niveles desde julio del año pasado, cuando terminó en US$53.04, aunque al día siguiente cayó un 3%.

Un día después del anuncio de la OPEP, el precio por barril fue de US$51.06, mientras que el de ayer fue de US$49.77.

Acuerdos

  • Próxima reunión
  • Miembros de la OPEP celebrarán el próximo sábado, en Viena, por primera vez, una reunión ministerial con varios países productores que no pertencen a la organización.
  • El objetivo del encuentro es precisar y coordinar los límites a la producción petrolera, acordados el pasado 30 de noviembre por los responsables de la OPEP, para estabilizar el mercado.

Fausto Velásquez, gerente de Ventas de Uno Guatemala, licenciataria de Shell, prevé que el alza del crudo se mantendrá, y asegura que podría continuar durante el próximo año.

Forzar aumento

La OPEP, que aglutina el 42% de la producción mundial de crudo, acordó reducir en 1.2 millones de barriles diarios su oferta, con el objetivo de equilibrar el mercado y forzar un alza de precios.

La producción a partir del 2017 será de 32.5 millones de barriles diarios.

Luis Ayala, director de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (MEM), dijo que la medida impactará al país y al consumidor final.

“La decisión (de la OPEP) causa preocupación”, afirmó Ayala, quien agregó que la mayoría de hogares que poseen vehículo lo percibirán, y las alzas las resentirán otros ciudadanos de manera indirecta.

Tanto el sector de importadores como el MEM evitan detallar el impacto, al referirse a un alza específica, pero ambos dicen estar atentos a los movimientos del crudo en el mercado internacional.





Mercado especulativo

Para Enrique Meléndez, presidente de la Gremial de Expendedores de Combustibles de Guatemala, la especulación viene del mercado internacional.

Sin embargo, Meléndez reconoció que el acuerdo de la OPEP generó un aumento en el mercado local y reiteró que esto será más evidente a partir del próximo año.

Díaz, de Puma Energy Guatemala, enfatizó que percibe cierto nerviosismo de que regresen los precios de hace tres años, cuando el barril llegó a cotizarse a más de US$100, pero concluyó que no puede llegar a tener una variación tan importante, porque aún está por debajo de los US$50 y US$60.

Velásquez dijo que aparte de la oferta y la demanda actuales, que son importantes, hay otros factores que pueden incidir, como crecimiento económico de los países y el impacto del brexit —cuando este se formalice—, además de los geopolíticos.

Ayala asegura que desde el punto de vista de la producción petrolera nacional, el incremento podría ser beneficioso, porque se incrementarían los ingresos por concepto de regalías y participación.

Además, dijo subirían los ingresos por concepto del IVA; sin embargo, si se contrae el consumo por el incremento de los precios, disminuirían los ingresos por concepto del impuesto a la distribución de combustibles, admitió el funcionario.