Internacional

Alemania y Guatemala suman 170 años aliados

En el marco de las elecciones en ese país, misión de empresarios guatemaltecos busca fomentar el intercambio con esa nación.

Por Isaac Ramírez Urbina / Alemania

Archivado en:

Alemania Guatemala
La sede de la centenaria empresa alemana Hapag-Lloyd, en Hamburgo, fue escenario del encuentro entre guatemaltecos y alemanes.
La sede de la centenaria empresa alemana Hapag-Lloyd, en Hamburgo, fue escenario del encuentro entre guatemaltecos y alemanes.

Este año se celebra el 170 aniversario del primer Tratado Oficial de Comercio, Amistad y Navegación, firmado en 1847 entre la recién fundada República de Guatemala y las ciudades alemanas de Hamburgo, Bremen y Lübeck. Para su época fue un tratado innovador que sentó las bases del comercio e intercambio económico y cultural entre ambas naciones.

Son 170 años de relaciones bilatelares que van más allá del comercio frío y calculador, porque trascienden fronteras y esta semana, en el marco de las elecciones para integrar el Parlamento en Alemania, una delegación de empresarios guatemaltecos visita tierras teutonas como parte de la celebración de la firma del acuerdo.

El encuentro es en reciprocidad a la visita que empresarios alemanes hicieron a Guatemala en marzo pasado.

Arturo Darvoben, miembro de la presidencia empresarial para América Latina, abrió en Hapag- Lloyd el encuentro empresarial, y luego Robert Lorenz, de la Cámara de Comercio de Hamburgo, hizo una referencia histórica de las relaciones de Guatemala con Alemania.

De hecho hay que mencionar que Guatemala vivía su segunda independencia cuando se firmó ese acuerdo, y es precisamente la ciudad de Hamburgo la primera destinataria de los productos de la naciente nación centroamericana.

El encuentro hizo recordar el auge del puerto de Hamburgo como una puerta de entrada a Europa.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala, y presidente organizador del encuentro empresarial, hizo reseña de la evolución económica del país.

Entre los conferenciantes también estuvo José calí, embajador de guatemala en Alemania, además del consultor en desarrollo urbano y excomisionado para la Competitividad Enrique Godoy, quien hizo una proyección de largo plazo del país.

El embajador alemán en Guatemala, Harald Klein, destacó la importancia de volver a creer en una Guatemala diferente y con esperanzas de desarrollo.

¿Adónde puede llevarnos el fortalecimiento de las relaciones? Hacia nuevas oportunidades de desarrollo. Y desarrollo con sentido humano es lo que proyecta la ciudad de Hamburgo. Tanto los participantes alemanes como guatemaltecos coincidieron en esa idea.

Mientras se hablaba de oportunidades también se desarrollaban mesas de negocios entre las que destacó el acercamiento de la principal industria del cemento nacional, Cementos Progreso, con inversores en desarrollo urbano de Hamburgo.

Por ejemplo, destacó uno de los interesados en hacer negocios con esa firma, se puede pensar en desarrollo de vivienda sin dañar el ambiente.

Uno de los mejores ejemplos es precisamente Hamburgo, cuyo renacimiento luego de la Segunda Guerra Mundial sorprendió al mundo.

La oportunidad está abierta y los caminos, trazados. Solo falta voluntad política y certeza jurídica para invertir, coincidieron los participantes.

El encuentro incluyó la visita al mercado mayorista de frutas, verduras, vegetales y flores de Hamburgo, donde convergen mercaderías de países tan lejanos como Jordania, Colombia o Rusia.

La ciudad recibe cada madrugada frutos de distintos países del mundo.

Así, junto a piñas de Costa Rica se apilan hongos de Rusia, sandías de España, dátiles de Jordania y un detalle muy importante: naranjas y camotes de Guatemala.

La actual canciller Ángela Merkel mantiene el apoyo de la mayoría de  electores alemanes. (Foto Prensa Libre: AFP)
La actual canciller Ángela Merkel mantiene el apoyo de la mayoría de electores alemanes. (Foto Prensa Libre: AFP)