Economía

MEM sugiere retirar cobro de alumbrado público de la factura de energía

El alto cobro por el alumbrado público sigue siendo un castigo para usuarios y aunque las municipalidades insisten en que las distribuidoras lo recauden, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) propone que sea lo contrario.

Por Rosa María Bolaños

El cobro por el alumbrado público ha generado conflictividad.
El cobro por el alumbrado público ha generado conflictividad.

En algunos municipios se paga más por alumbrado público que por el consumo de energía y eso ha generado malestar en la población.

El ministro de Energía, Luis Chang, dijo que una de las soluciones para disminuir la conflictividad es retirar ese cobro de la factura de electricidad, aunque la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) insiste en que permanezca, incluso que se agregue el pago de basura y agua.

El jefe del MEM, insistió en que aprobar esa medida aumentará la conflictividad debido a que al incluir esos rubros en una misma factura los usuarios percibirían que el cobro de energía eléctrica sería más alto.

La forma de cobro actual, que en algunos municipios incluye altos montos fijos, distorsiona la percepción del usuario respecto al precio de la energía, destacó Chang.

Contrario a la opinión del MEM, Dimas Carranza, gerente de regulación de la distribuidora Energuate, considera que una de las soluciones es la iniciativa de ley que se discute en el Congreso.

Ambos fueron citados ayer por la bancada Creo. Los parlamentarios convocarán a otra reunión para discutir el contenido de un proyecto que ya se encuentra como iniciativa de ley presentado por otros diputados.

De 304 municipios del área de Energuate —Deocsa y Deorsa—, existen 240 tasas distintas que van desde ningún cobro en el municipio de Tecticán, Huehuetenango, o de Q0.42 en Playa Grande, Quiché. Pero hay otros hasta por Q78 en San José Petén, según el MEM.

Diferencia

Como el cobro es por municipio, en un departamento las tasas tienen altas variaciones ya que por un mismo consumo pueden ir de entre Q. 0.41 a Q50.

Un hogar que consume 60 kilovatios al mes debe pagar alrededor de Q48 por su consumo, pero a eso se le agregan otros Q60 por la tasa de alumbrado público.

Energuate refirió que seis de cada 10 de sus usuarios pagan más por alumbrado público, que por su consumo propio.

En la reunión en el Congreso, Chang señaló que Energuate ha fomentado los conflictos en el sector por varias causas. Una de estas dijo, es porque esa firma debe trabajar con las municipalidades acerca del cobro y cuestionó que la conflictividad se deriva de la mala calidad de servicio que causa malestar a los usuarios y que las distribuidoras deben velar por ello y hacer correcciones.

Sin embargo al consultarle si el MEM convocaría a un diálogo para cambiar la forma de cobro, solo hizo un llamado público a los alcaldes para corregirlos.

Mantienen cambios al subsidio a la energía

El reducción escalonada del subsidio a la energía eléctrica se mantendrá en pie, según los rangos de consumo y otras características, afirmaron ayer autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el Instituto Nacional de Electrificación (Inde), durante una citación al Congreso.

Según funcionarios del Inde, con esa medida lograrán ahorros de Q180 millones ya que se necesitarán Q740 millones para cubrir el subsidio en el 2017, pero sin dichos cambios se hubiera necesitado Q920 millones. Los montos serán destinados a inversiones para ampliar la capacidad de las plantas generadoras. Incluso analizan, para el futuro, otros tipos de generación como geotermia, solar y eólica.

A pesar de las críticas de diversos sectores, el Inde defiende su decisión y asegura que tuvo Q760 millones de ingresos, menos de lo previsto por menor generación de energía, y que cerró los estados financieros con pérdidas de Q311 millones.

A eso se agrega que las empresas eléctricas municipales le adeudan Q1 mil 952 millones y no se logra recuperar, por ejemplo la deuda de Quetzaltenango, entre otras, añadieron.

Con los cambios al subsidio, percibirán aumento al precio de la energía 1 millón 300 mil usurios (de Energuate y de Empresa Eléctrica de Guatemala).

Por ejemplo para los 280 mil usuarios de Eegsa que consumen de 61 a 100 kilovatios hora al mes, el subsidio desaparecerá en febrero y para los 100 mil que demandan de 89 a 100 kWh al mes en Energuate desaparecerá en octubre próximo.

El escalonamiento para los segmentos de 1 a 60 kilovatios hora al mes tardarán tres años en ambas firmas, pero percibirán alzas mensuales.