Economía

Editorial

Consejos antes de comprar una vivienda

Hace algunos meses tuvimos la necesidad de comprar un vehículo usado, por lo que buscamos los anuncios en prensa o rótulos en los vidrios de los mismos automóviles que estaban a la venta. Dentro de toda la oferta seleccionamos tres de ellos y concertamos una cita con los vendedores. 

Luego llamamos a un mecánico experto en vehículos para que nos acompañara a la inspección y revisión. Fue prolijo su trabajo, ya en el motor, las llantas, frenos, o fugas, y la conducción con algunas pruebas de resistencia, afinando el oído a ruidos, traqueteos y otros síntomas que delataran alguna falla. Al concluir las inspecciones, nos dio su informe, por lo que ya seguros procedimos a la negociación de la mejor opción.

¿Hacemos esto cuando vamos a comprar una casa? Algunos, tal vez sí, pero la mayoría, no.

Por lo tanto, cuando se va a comprar una vivienda o si ya es nuestra, deberíamos inspeccionarla, al igual que en un carro, para determinar su condición.

Estoy seguro que muchos, cuando acuden a visitar las viviendas con opción de compra, se detienen un rato a observarla, y estoy seguro que por más que agudicen la vista, no podrán detectar lo importante o quizá ni idea tienen de qué cosas ver.

Lo más probable es que al concluir su visita por esta vivienda, recuerde con mayor precisión el azulejo del baño, los gabinetes tan bonitos de la cocina o las elegantes cortinas de la sala, pero a la mayoría le será difícil detectar los defectos o fallas que pudiera tener.

Y es que normalmente nos llama la atención lo bonito, lo agradable y lo que el vendedor enfatizó más.

Algunos defectos, fallas o daños en las viviendas son difíciles de detectar, es más, puede ser que si llevamos varios años viviendo en alguna, es probable que el defecto o el deterioro ya nos parezcan familiares a los ojos y no los veamos.

En el caso de las viviendas nuevas, sucede lo contrario que con los vehículos. Por lo regular, los vehículos nuevos vienen en perfecto estado de funcionamiento. En el caso de las viviendas, las nuevas o recién construidas irán presentando fallas, defectos y otros problemas en las primeras semanas en que las habitamos.

Esto porque muchos de sus procesos constructivos no son sujetos de minuciosas pruebas de calidad, tal como sucede en los vehículos. Fundiciones, levantados de muros, aplicación de revestimientos o instalaciones de los servicios tradicionalmente se dan por buenos, simplemente por opiniones o por inspecciones rutinarias no invasivas.

Así que, inicialmente, si quiere tener una primaria idea de la condición de la casa, tome una cámara y saque bastantes fotografías de paredes, techos, piso, puertas, etcétera, y luego analícelas; se sorprenderá de todas las cosas que encuentre sucias, con defecto o dañadas.

De cualquier manera, a continuación, le sugiero algunas ideas para saber qué cosas observar al inspeccionar una vivienda.

Debemos aclarar que esta inspección es básica, es la inicial, la que puede darnos indicios de problemas que requieran una inspección profesional y que probablemente debamos contratar un técnico en el tema.

Es importante ver detenidamente los diferentes elementos que constituyen la vivienda, por ejemplo: la estructura, el piso, paredes, puertas y ventanas, los baños, las instalaciones de agua potable, aguas negras y pluviales, también puede observar la distribución de ambientes, alturas, iluminación y ventilación. Además, puede fijarse en los techos, las áreas verdes y jardines, y por último, la fachada o diseño arquitectónico.

¿Qué podemos apreciar en la estructura? A veces es difícil por una simple observación detectar fallas trascendentales, sin embargo, las grietas indican algo. Normalmente, el techo construido de manera prefabricada con vigueta y bovedilla tiende a presentar grietas a lo largo de la vigueta. Algunos repellos o cernidos pueden evidenciar muchas pequeñas grietas como telas de araña, también pueden aparecer grietas remarcando el contorno de los bloques (o block). En la mayoría de estos casos, estas grietas pueden no ser graves, sin embargo, si a usted le inquieta alguna, le aconsejo que consulte a un ingeniero civil colegiado activo para tener un dictamen profesional responsable.

Este profesional podrá realizar una inspección sistemática y completa respecto de cimiento y suelos, resistencias, probables fallas y otros problemas que pudieran ser corregidos, así como montos, tiempos y procesos respectivos.

Ya está a la venta el libro “Tratado de Valuación”, pedidos a los teléfonos 23859008 y 23859014. ¿Dudas?