Economía

¿Todo está más caro? INE dice que aumentos fueron de 4.23%

Los precios de los bienes y servicios se incrementaron un 4.23% en promedio, que fue la tasa de inflación con que cerró en el 2016, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por Urías Gamarro

El precio de los alimentos incrementó en mayor medida en occidente. (Foto Prensa Libre: A. Interiano)
El precio de los alimentos incrementó en mayor medida en occidente. (Foto Prensa Libre: A. Interiano)

La inflación —alza generalizada de precios en la economía— castigó más a los habitantes de Quiché y Huehuetenango, donde el indicador se ubicó en 10.80%, seguidos de Santa Rosa, Jutiapa y Escuintla, donde alcanzó un 7.87%.

La división de alimentos fue la más cara, al registrar un ritmo de 7.57% que superó el nivel de inflación —4.23%—, lo que quiere decir que el precio de esos productos fue mayor con respecto a otras divisiones de gasto que mide ese indicador.

Sin compensadores

  • Ingresos familiares
  • El reciente incremento al salario mínimo decretado por el presidente Jimmy Morales este mes, no alcanzará para cubrir la escalada de precios registrada en el 2016.
  • La inflación no absorberá el incremento del 5% y 6% a la paga mínima vigente para este año.
  • Los datos señalan que el sueldo mínimo mensual para campo y ciudad será de Q2 mil 747.21, con la bonificación de Q250, y para trabajadores de maquila y exportación de Q2 mil 534.14, incluida la prestación de ley.
  • El costo de la CBA se situó en Q3 mil 958.80, a Q42 de llegar a los Q4 mil.
  • Asimismo, la CBV cerró en Q7 mil 224.09, por lo que se necesitarían dos salarios minimos y medio para poder cubrirla.
  • El costo diario para la adquisición de los productos básicos es de Q131.96 diarios, con una paga mínima de Q86.90 y Q79.48 diarios, por lo que existe una brecha de Q45 que no es cubierta.
  • Rigoberto Dueñas, integrante de la Comisión Nacional del Salario, resaltó hace algunos días que esa diferencia entre los ingresos que reciben las personas y la inflación es la que no ha sido cubierta por varios años en los ajustes salariales.
  • Otro factor desfavorable a los ahorrantes está asociado a la tasa de interés que presta el sistema financiero.
  • En promedio, la tasa de interés pasiva —para ahorro— fue de 5.43% y la activa —para préstamos—, de 13%.
  • Con el 4.23% de inflación, la primera apenas rinde 1.20% al ahorrante, mientras que la segunda da un 8.7% de beneficio a la entidad financiera.

En la Región II —Quiché y Huehuetenango— el alza en alimentos fue de 21.10%, mientras que en la de Santa Rosa, Jutiapa y Escuintla —Región IV— fue de 13.90%, detalla el documento del INE.

La inflación, además, fue más alta con respecto al 3.07% del 2015, y a los 2.95% del 2014.

La tendencia no es alentadora para los hogares guatemaltecos, ya que solo en la primera semana del 2017 hubo alzas en los precios de gasolinas, gas y electricidad, y los comerciantes de pollo congelado importado anticiparon una subida de Q1 a la libra en los siguientes días.

Todo más caro

Mariana Pérez, ama de casa de la zona 18 de la capital, afirmó que en el 2016 los productos de la canasta básica se incrementaron con respecto a otros años.

“El dinero ya no rinde y todo subió de precios”, se quejó la jefa de hogar.

María Consuelo Calderón, quien acudió ayer al mercado central de Huehuetenango, opinó que desde hacer varios meses se vio obligada a reducir la compra de las raciones por el encarecimiento de los productos que emplea para alimentarse, y que los ingresos que recibe por su trabajo ya no le alcanzan.

“En lugar de adquirir carnes o embutidos, ahora compramos hierbas y verduras, y en maíz y frijol bajamos cantidades”, dijo.

Amanda Gutiérrez, otra vecina de Huehuetenango, subrayó que ahora sus compras ya no se basan en la calidad de los productos que se ofrecen en el mercado, sino en el factor precio, para poder ahorrar un poco de dinero.

“Se busca lo más económico para hacer rendir los escasos ingresos y que eso no perjudique la nutrición de mi familia”, explicó la vecina.

Érick Villatoro, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos, justificó que, en Huehetenango, factores como la distancia respecto a la capital no debería influir en los precios, y citó como ejemplo que el costo de los combustibles es Q1.50 más caro que en la capital.

Esto, aseguró, tiene un efecto dominó, pues aumentan los productos de la canasta básica y cuando hay bajas, no se reflejan.

El delegado de la PDH agregó que los productores y pobladores rurales son los más impactados por la inflación.

Para los productores, el impacto se refleja en sus costos de producción, al no obtener mayores ingresos, y para las familias aumenta la pobreza, porque se les hace más caro comprar lo básico.

El reporte señala que el costo de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) registró un incremento de Q369 durante el 2016 con respecto al 2015 y se situó en Q3 mil 958.80. El costo diario para la adquisición de los 26 productos básicos es de Q131.96.

Mientras, la Canasta Básica Vital (CBV) subió Q673.36 para alcanzar los Q7 mil 224.09, y el costo diario es de Q240.80.

En el 2016 los que más subieron fueron aguacate (45.30%), papa (43.93%), elote (40.64%) y yuca (39.20%). Para el 2017, la inflación se prevé que será de entre 3% y 5%.