Economía

En febrero, 280 mil usuarios de Eegsa quedan sin subsidio

En febrero próximo, unos 284 mil usuarios de la Eegsa, que consumen de 61 a 100 kWh al mes, dejarán de recibir el subsidio sobre energía eléctrica y tendrán aumento en su factura de entre 14.4% y 50%, según su rango de consumo.

Por Rosa María Bolaños

miles de usuarios de Eegsa dejará de percibir el subsidio a la electricidad a partir del mes entrante, con lo que se incrementará la factura del servicio.
miles de usuarios de Eegsa dejará de percibir el subsidio a la electricidad a partir del mes entrante, con lo que se incrementará la factura del servicio.

En tanto, 100 mil usuarios de Energuate, del segmento que consume de 89 a 100 kWh, ya no recibirán subsidio a partir de noviembre de este año, y el incremento en su factura sería de alrededor del 66% en Deorsa y 70% en Deocsa, respecto de diciembre del 2016.

Alzas por segmento 

El retiro de ese beneficio, como lo dispuso el Instituto Nacional de Electrificación (Inde), repercute en que 203 mil 358 usuarios de Eegsa que consumen de 61 a 88 kilovatios/hora al mes (kWh/mes) y que en la actualidad pagan Q0.75 por kWh/mes, tendrán que pagar un 50% más a partir de febrero, porque se les aplicará la tarifa social plena, que en la actualidad está en Q1.13.

Cambio escalonado

  • Alrededor de 1 millón 940 mil usuarios —contadores conectados— percibirán los cambios en el subsidio estatal, que significarán alzas en la energía, según los registros de Energuate y Eegsa.
  • El Inde informó que seguiría subsidiando a alrededor de 1 millón de usuarios, pero también tendrán alzas paulatinas.
  • De estos, en el rango de consumo de 0 a 60 kWh, en Energuate hay 930 mil usuarios que en un año tendrán 56% de subida en sus facturas, con alzas de entre 2 a 4 centavos mensuales. Si en diciembre pagaban Q0.50, a finales del 2017 pagarán Q0.78.
  • En el grupo de 61 a 88 kWh, que son alrededor de 270 mil usuarios, habrá aumento de 62% en un año. Pagaban Q0.75 y pagarán Q1.22 en diciembre del 2017, con alzas de Q0.04 mensuales.
  • Carlos Rodas, gerente de Planificación de Energuate, dijo que a diciembre del 2016 el Inde cubría Q14 millones con el subsidio, pero con los cambios, ese aporte bajará en aproximadamente Q5 millones.

Mientras, 80 mil 499 usuarios en el segmento de 89 a 100 kWh tendrán un aumento del 14.4%, ya que pasarán de pagar Q0.99 a Q1.13 el kWh.

Se debe tomar en cuenta que al subir el costo del servicio de energía también aumenta el monto de otros cargos que se calculan por porcentaje sobre este, ya que en la factura también se cobran 12% de IVA y la tasa municipal, que en el caso de la ciudad está en 13%.

Por ejemplo, un usuario que consume 88 kWh al mes paga en enero Q95.29, pero Q137.09 en febrero, Q41.80 más.

Se trata del tipo de hogares que usan televisión, aparato de sonido, refrigeradora y varios bombillos, aunque también depende del número de habitantes de la casa.

El gerente de la Eegsa, Jorge Alonso, explicó que las tarifas no están cambiando y se prevé que sigan estables para el siguiente ajuste trimestral que cubre de febrero a abril; sin embargo, el cambio lo percibirá el consumidor porque se reduce el subsidio, como lo programó el Inde.

Por aparte, 363 mil 53 usuarios de Eegsa en el grupo de 1 a 60 kWh/mes verán alzas de entre Q0.01 y Q0.02 mensuales por tres años, hasta llegar a tarifa social plena.

Financiamiento

El Consejo directivo del INDE se aprobó la gradualidad en mención informó el miércoles ese ente. Dicho Consejo está integrado por representantes del MEM, como Presidente el ministro Luis Chang, la Asociación Nacional de Municipalidades, como vicepresidente Edwin Escobar, Mineco, Segeplan, Cacif y representantes de sindicatos.

En esa oportunidad informó que “el mecanismo de gradualidad lo estableció el Inde debido a la actual situación financiera de la institución, como consecuencia de la baja generación por los efectos del fenómeno de El Niño, que ha provocado inviernos irregulares-deficitarios en los años 2015 y 2016 y la baja producción de energía eléctrica, principalmente en la hidroeléctrica Chixoy”, añadió el funcionario

Atribuyen que la baja  generación en la hidroeléctrica Chixoy ha impactado en los ingresos del Inde y que durante el 2016 para cubrir parte del subsidio se utilizaron recursos bancarios, con lo cual  se pone en riesgo la estabilidad financiera de la institución, explicó Chang.

En el presupuesto del 2017 se aprobaron, por primera vez al Inde Q300 millones, provenientes de bonos del tesoro, será destinado al subsidio de energía para la tarifa social, pero aún así no es suficiente, refirieron.

Con los fondos se evitará agravar la crisis que amenazaba con dejar de subsidiar el servicio, ya que ese ente  aprobó para el 2017 brindar solo un 15% de sus ingresos, que significarían unos Q360 millones, para el subsidio debido a esos problemas financieros, argumentados.