Economía

Ética en las empresas

La investigación titulada Clima Ético de la Empresa Privada en Guatemala. Grado de Implantación de Prácticas Éticas, fue elaborada por el Centro de Investigación Humanismo y Empresa, CIHE, de la Universidad del Istmo, UNIS, Fraijanes, Guatemala, que se hizo pública el 24 de agosto de 2016 en el Campus Central de la UNIS, presentada por sus autores Hugo Donaldo Cruz Rivas y Joan Fontrodona Felip.

Por José Molina Calderón

A continuación un extracto de la investigación: Sobre el sentido de este estudio La ejecución y presentación de este estudio ocurren en medio de una coyuntura de serios señalamientos sobre la ética de muchos funcionarios públicos y algunos empresarios en Guatemala. Sin embargo, éste no es un estudio coyuntural ni surgió como reacción ante esa situación. No obstante, creemos que su aparición es muy oportuna.

Desde el Center for Business in Society del IESE Business School, se está integrando una red de centros de investigación que aplicarán esta misma encuesta en diferentes países. De momento se cuenta con colaboradores confirmados en España, Colombia, Chile, Perú y México; y desde el CIHE se procura aplicarla en Honduras y El Salvador. De esta forma, en 2017 se espera tener una publicación comparativa sobre el estado de las prácticas éticas formales en estos países.

La muestra y el instrumento de investigación

Entre febrero y mayo de 2016, el Centro de Investigaciones Humanismo y Empresa (CIHE) de la Universidad del Istmo, realizó una encuesta exclusivamente entre Gerentes Generales y Directores Ejecutivos de empresas que operan en Guatemala. De un total de 200 empresas contactadas, se logró la participación de 80 gerentes, de los cuales 81% son hombres y 19%, mujeres. Por el tipo de información que se buscaba, se descartó cualquier encuesta que no fuese contestada por el Gerente General en persona. Esto dificultó la recolección pero asegura que las percepciones y los datos recolectados son de legítimo nivel estratégico de las empresas.

El criterio único de selección de las empresas era el número de colaboradores. Así, se encuestó gerentes de empresas medianas (entre 80 y 200 colaboradores), que representan el 42% de la muestra; y grandes (más de 200 colaboradores), que representan el 58%. El 80% de las empresas encuestadas se ubican en el rango de 80 a 1,000 colaboradores.

Los encuestados son gerentes de 24 tipos diferentes de empresas y las más frecuentes en la muestra son bancos, distribuidoras (retailers), agroindustrias, constructoras, inmobiliarias, comercializadoras de vehículos, fábricas de alimentos, empresas de transporte y logística, telecomunicaciones y farmacéuticas.

El instrumento de investigación utilizado es una encuesta desarrollada en el IESE Business School de la Universidad de Navarra, por el Prof. Joan Fontrodona, Ph.D., quien actualmente es Profesor Ordinario y Director del Center for Business in Society de esa escuela de negocios. Con su autorización, el CIHE realizó una adaptación del instrumento para aplicarlo en Guatemala. La versión original del instrumento fue aplicada en España en 2004 en una muestra de 61 directivos de empresa.

La encuesta pregunta sobre tres grandes aspectos: la percepción personal del gerente acerca de la sensibilidad ética suya y de su empresa, si ha aumentado o disminuido en el último año; el tipo de prácticas formales para fomentar la ética en la empresa, su modo de difusión y su cobertura; y los planes a futuro en relación con la existencia o inexistencia de esas prácticas.

Resultados más destacados del estudio

Del apartado de percepción personal sobre la ética. A juicio de los encuestados:

Tanto la sensibilidad personal como la sensibilidad de la empresa hacia los temas éticos ha aumentado en el último año; así lo afirma el 72% de los gerentes.

La reputación de sus empresas ha mejorado en el último año (opinión del 64%) o se ha mantenido igual (35%).

La ética ha influido positivamente en la mejora de la reputación de su empresa (86%).

La ética frecuentemente juega un papel importante en las decisiones, aunque esto sólo lo opina el 46%. Para un 35% la ética juega un papel importante sólo algunas veces y para un 16%, pocas veces.