Economía

¿Los Call Centers le pueden sacar de la pobreza? Este estudio dice que sí

Una persona que trabaje en un call center o en un BPO —business process outsourcing— podría, en diez años, superar la pobreza y ascender a la clase media.

Por Byron Dardón Garzaro

Archivado en:

Empresas Servicios
La actividad de centros de llamadas llegaron al país alrededor de 15 años atrás.
La actividad de centros de llamadas llegaron al país alrededor de 15 años atrás.

Esta es una de las conclusiones del “Estudio del Índice de Progreso Social”, elaborado por este sector de servicios y que fue presentado ayer.

Manuel Gordo, presidente del Sector de Contact Center de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), explicó que el estudio demuestra que, mientras más años el trabajador trabaje en esa industria, mayor será su progreso socioeconómico.

Según Gordo, hay una diferencia de casi 40 puntos en el Índice —en una escala de 1 a 100— entre quienes llevan más de diez años de trabajar en un contact center y aquellos que están por entrar al sector.

Gordo agregó que los datos podrían equivaler a la movilidad social que se logra en una generación y media y que podría tomar unos 15 años.

Jaime García, del Instituto de Progreso Social (SPI) y autor del estudio, afirmó que el sector ha fortalecido la inversión en capital humano, tanto en capacitación como en educación superior.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la clase media en Guatemala se redujo en 3.3% entre los años 2000 y 2012, mientras que en Latinoamérica aumentó un 12.4% en el mismo período.

Trabajo fuerte

Ana Cárdenas (20), estudiante de Ciencias Jurídicas que trabaja en vacaciones en la firma ICS, afirma que aunque la paga es alta para un primer empleo, el desgaste emocional es fuerte, porque muchas veces se deben aguantar las molestias de los clientes.

Sin embargo, agregó que el ambiente de trabajo colaborativo ayuda.

Cárdenas afirmó que hay campo para los call centers,ya que en Guatemala cada hora se paga a entre Q20 y Q30.



Ejemplo de fuerza

Carlos Barrera (31), empezó 14 años atrás a trabajar como agente en uno de los primeros call centers y desde allí llegó a convertirse en gerente de país de la empresa Teleperformance.

Barrera afirma que es quizá el único sector en donde un joven puede empezar su vida laboral ganando alrededor de Q5 mil al mes.

Agregó que si se trabaja con pasión es posible ascender y que lo que empezó como un trabajo de vacaciones ahora es su vida.

Padre de familia

Diego Apolo, padre de familia, opinó que trabajar en un call center es una buena opción, especialmente para los jóvenes que desean hacer carrera.

Sin embargo, acepta que el trabajo es fuerte y agotador.

Apolo afirma que a pesar de que hay empresas que dan todo tipo de prestaciones, existen otras que hasta hacen firmar pagarés para descontarlos si el trabajador se retira antes de seis meses.

Una ventaja es la variedad de horarios de trabajo, apuntó Apolo.

Busca opción

Jaime Soberanis (20), que el año próximo estudiará Derecho en la Universidad de San Carlos, tiene siete meses de trabajar en EGS Guatemala y cree que es una empresa donde se puede avanzar.

“Existe estabilidad laboral y tengo un ambiente emocional sano, en donde mi supervisor me apoya cuando necesito respaldo”, dijo Soberanis.

Una de las ventajas de trabajar en ese call center es el horario, que permite estudiar y aprovechar el tiempo por la mañana, aseguró.