Economía

Guatemala y Honduras dan banderazo oficial a la unión aduanera

Los presidentes de Guatemala y Honduras, Jimmy Morales y Juan Orlando Hernández, respectivamente, inauguran en este momento la unión aduanera entre los dos países centroamericanos con lo cual liberan el 80% del comercio bilateral.

Por Urías Gamarro y Agencia EFE

Presidentes de Honduras -d- Juan Orlando Hernández, y de Guatemala, Jimmy Morales oficializaron la unión aduanera entre ambos países. (Foto Prensa Libre: cortesía)
Presidentes de Honduras -d- Juan Orlando Hernández, y de Guatemala, Jimmy Morales oficializaron la unión aduanera entre ambos países. (Foto Prensa Libre: cortesía)

Morales y Hernández convergerán en la aduana Entre Ríos-Corintok en el Caribe, para dar el banderazo a esta integración, la primera entre dos países de Centroamérica.

Las aduanas de El Florido y de Agua Caliente son los otros dos puestos fronterizos comunes entre Guatemala y Honduras.

La unión aduanera entró en vigor en mayo de 2016 pero será mañana cuando comenzará a funcionar plenamente con la integración de los sistemas informáticos que mejorarán el control de las operaciones tributarias entre ambos países, cuyo producto interno bruto (PIB) conjunto equivale al 46 % del de toda la región centroamericana.

Los dos países utilizarán el instrumento legal denominado Factura y Declaración Única Centroamericana (Fyduca) para realizar las exportaciones e importaciones, que permite la transmisión electrónica y en tiempo real del pago de impuestos en el país de destino.

Las expectativas de ambos países, cuyo intercambio comercial ronda los US$34 mil 184 millones y está conformado por unos 6 mil 500 productos, son amplias y no se limitan solo al tráfico comercial entre ambos si no también al de personas.

Tres años después de haberse suscrito el Acuerdo Marco General de los Trabajos de la Unión Aduanera, a partir de este lunes se dará el libre paso de personas y mercancías.

Eso significa que Guatemala y Honduras crearán un territorio único, que facilitará las relaciones comerciales, mejorará el fomento de negocios, competitividad, inversión, logística, infraestructura, así como el fortalecimiento de la integración regional.

Con el territorio aduaneroúnico se crearán los puertos fronterizos Corinto —antes Entre Ríos, Izabal—, El Florido y Agua Caliente.

Proceso técnico

• El traslado de mercancías en ambos países requiere cierta cantidad de horas para ser despachado en una aduana.

• Con la implementación de la unión aduanera habrá reducción de 21% a 25% de costos logísticos.

• Se implementará el esquema de puestos fronterizos integrados, que facilitará la libre circulación de bienes mediante Fyduca, tránsitos aduaneros y control de paso de declaraciones pagadas en aduanas periféricas.

• Se eliminan de trámite aduanero de terceros —realizado por tramitadores— y archivos de papel.

• El Fyduca es llenado en una agencia virtual por el contribuyente, y no tiene costo.

• La transmisión es electrónica, de manera inmediata, y pago de impuestos en el país de destino.

• La validación en línea de Fyduca QR (código de respuesta rápida) será escaneada cuando se presente en el punto.

• Existen controles electrónicos que hacen seguras las transacciones.

Más intercambio

El volumen de comercio entre Guatemala y Honduras supera los US$1 mil 400 millones por año —Q10 mil millones—, lo que significará una dinamización de las economías locales, subrayó Adolfo Barrera Ortiz, viceministro de Economía.

Entre los bienes que el país exporta a Honduras se cuentan productos industriales, forestales y agropecuarios, y con las facilidades en las aduanas se articularán las cadenas productivas del mercado regional.

La unión aduanera significa que los bienes producidos en ambos territorios ingresarán sin el pago de impuestos y podrán comercializarse sin ninguna restricción en cualquier parte.

Por ejemplo, una empresa guatemalteca podrá vender sus bienes en cualquier parte del territorio hondureño, y viceversa.

Además, las mercancías provenientes de otros países, por cualquiera de los puertos o fronteras, con destino a cualquiera de ambas naciones, deberán pagar los impuestos respectivos, con tasas que se encuentran homologadas —armonización de aranceles o impuestos—.

Luego se realizará una compensación entre los países de esos tributos, pero podrán ingresar por cualquier aduana.

“Las partes central y norte de Honduras están muy integradas al sector industrial de Guatemala, por lo que la facilitación del comercio será un paso importante”, precisó Barrera Ortiz.

Impacto positivo

Óscar Emilio Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), expuso que la unión aduanera “hay que verla con ilusión, y que el beneficio será para los consumidores, por el abaratamiento de costos por traslado de mercancías en ambos países”.

“Esto empieza poco, y ojalá pronto la región esté unida”, afirmó. El directivo de la CIG explicó que esperan que a la iniciativa se sumen El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, para que algún día se consolide la integración económica regional.

La unión aduanera tendría un impacto positivo para ambos países, según un estudio que llevó a cabo la Comisión Económica para América Latina (Cepal) en el 2016.

La muestra señala que para Guatemala el beneficio en la economía sería de un aumento de 0.4% a 1% del producto interno bruto (PIB) —Q5 mil millones—.

Además de un incremento del 0.6% a 1.6% en las operaciones de exportación y una proyección de la subida de la recaudación de US$23.1 millones a US$40.2 millones.

El informe señala que para el caso de Honduras se proyecta aumento del PIB de 0.5% a 1.2%.

Las operaciones de exportación del 0.5% a 1.2% hacia Guatemala y un aumento de la recaudación de US$20.8 millones a US$36.7 millones.

Otro estudio, pero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) del 2015, indica que los países del Triángulo Norteaportan el 35% del PIB centroamericano.

La balanza comercial le favorece a Guatemala, y el año pasado se realizaron transacciones por US$913 millones —Q6 mil 701millones—. Eso significa que el país le vende más productos de lo que compra a Honduras.

Guatemala compró ese año bienes por US$331.6 millones —Q2 mil 433 millones—.

No obstante, para Guatemala el principal socio comercial es El Salvador.

Más ágil

Alejandro Ceballos, presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex), afirmó que varias firmas guatemaltecas surten de telas y otros accesorios a fábricas de ropa instaladas en Honduras, donde se confecciona y exporta a Estados Unidos.

Con la unión aduanera, desde Guatemala se harán los reportes mediante la factura y declaración única centroamericana (fyduca), para poder pasar libre en punto fronterizo integrado, aseguró.

El empresario explicó que los trámites eran “engorrosos” y la carencia de infraestructura en las aduanas atrasaba las entregas hasta por un día.

Ahora, con la fyduca, será en cuestión de minutos llevarlo a cabo desde las fábricas y solo pasar por el punto fronterizo integrado.

“Lástima que no se puedo realizar la unión aduanera con El Salvador, por razones políticas”, afirmó Ceballos.

*Con información de agencia EFE