Economía

Las ingeniosas mujeres que crean bolsas y zapatos con Maguey

En la actualidad, 50 mujeres de la etnia chortí de Olopa, Chiquimula, son las encargadas de darle vida y forma a la fibra de hojas de maguey —planta nativa de la región— y las combinan con madera, cuero y tintes naturales para fabricar productos artesanales.

Por Sandra Vi

Diversos productos son elaborados en Amor Chortí. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)
Diversos productos son elaborados en Amor Chortí. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)

Las artesanas, que pertenecen a la Asociación de Mujeres Olopenses (AMO), desean conservar la tradición en la elaboración de bolsas y otros accesorios con materia prima local.

Dora Sagastume, gerente administrativa de AMO, recuerda que cinco mujeres dieron vida a la asociación. Una de ellas tuvo la oportunidad de asistir a un intercambio cultural en Costa Rica y se dio cuenta de que con el maguey se podían hacer varias cosas, entre ellas: zapatos, individuales, alfombras, cinchos, canastas y más de cuatro estilos de bolsas.

Al regresar a su comunidad decidió utilizar esa idea en la asociación.

Con las nuevas ideas, las mujeres comenzaron a innovar en los productos.

Las bolsas tradicionales, como ellas las llaman, fueron sus primeras creaciones, hechas a base de prueba y error. “En la región nadie conocía este tipo de producto y fue un éxito”, recuerda Sagastume.



Los zapatos son diseñados con estilos modernos. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)
Los zapatos son diseñados con estilos modernos. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)


Con el transcurrir del tiempo, más mujeres se asociaron y recibieron capacitación para teñir la materia prima con productos naturales como roble, coco, zanahoria, remolacha, hoja de mango, guayaba, nance, coco y achiote, entre otros. 

  • “Hay que atreverse y arriesgarse para ser mejores, no tenemos que rendirnos en la primer caída”

Perfeccionaron el producto y los consumidores les solicitaron diseños nuevos, motivo que las obligó a buscar fondos para continuar con el aprendizaje en otras áreas; además, compraron productos de mejor calidad para la elaboración de las artesanías y buscaron a un diseñador de textiles.

“Fue difícil conseguir un diseñador que trabajara con fibra de maguey, pero nos enseñó a hacer rombos, cuadros, a contar hilos, fue un reto aprender, ya que la mayoría de las mujeres no había asistido a la escuela”, relata Sagastume.



La Asociación de Mujeres Olopenses ha realizado presentaciones en diferentes países. (Foto Prensa Libre: laprensa.com.ni)
La Asociación de Mujeres Olopenses ha realizado presentaciones en diferentes países. (Foto Prensa Libre: laprensa.com.ni)


Uno de los retos que enfrenta la Asociación es la producción masiva, ya que es un trabajo hecho 100% a mano y algunos productos requieren de dos o tres días para ser concluidos.

Actualmente, Amor Chortí cuenta con tres máquinas industriales para fabricar un producto con un mejor acabado y poder cumplir con las demandas del mercado nacional.

Crean zapatos, individuales, cinchos, canastas y  bolsas de diversos tamaños y estilos. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)
Crean zapatos, individuales, cinchos, canastas y bolsas de diversos tamaños y estilos. (Foto Prensa Libre: Sandra Vi)