Economía

Malouf: Queremos un Cacif de y para todos

Con su uniforme de trabajo diario en la firma textilera que dirige, y en medio de los hilos industriales que ayudan a fabricar parte de los textiles guatemaltecos que van al extranjero, Antonio Malouf tiene a partir de hoy una nueva responsabilidad: hacer empresarialidad a todo nivel y acercarse a la ciudadanía.

Por Urias Gamarro

Antonio Malouf es presidente de una textilera que opera en Villa Nueva, la cual fabrica tela para la confección de prendas de vestir y emplea a 150 personas.
Antonio Malouf es presidente de una textilera que opera en Villa Nueva, la cual fabrica tela para la confección de prendas de vestir y emplea a 150 personas.

Malouf asume hoy y durante un año como nuevo presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif).

“Queremos un Cacif que tenga más diálogo, con más apertura y llegar a todo el mundo”, afirmó Malouf, quien es ahora el rostro más visible del sector privado organizado.

En medio de una apretada agenda que lo lleva a compartir su tiempo entre la dirección de la fábrica que dirige y atender la presidencia de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, Malouf conversó con Prensa Libre y dijo que tres ejes dirigirán su presidencia: Cacif joven, Cacif mujer y Cacif rural.

Cambio de idea

El mensaje de Malouf tiene tres lecturas, las cuales analiza Caryl Alonso Jiménez, profesor universitario en Políticas Públicas.

Bajo ese principio refiere que la élite económica empresarial ya no es la misma de la década de 1980, por lo que implica que la cúpula empresarial, como es el Cacif, debe estar más vinculada con las demandas de la ciudadanía y respondiendo a una coherencia a las políticas de Estado.

La segunda lectura, explicó, es que debe existir una conciencia del sector privado a largo plazo en comprender que El Estado es realmente la base que constituye la armonización del ciudadano y la visión institucional para largo plazo, en la cual, si no se empieza a construir un modelo económico que reparta mejores condiciones, no se avanzará como país.

La tercera visión es que se empieza a cambiar el discurso de un Cacif cerrado y que comienza a abrirse, lo que debe traducirse en acciones reales y concretas.

“Todo lo que el sector privado está haciendo ahora es con miras al 2019, cuando se realizarán las próximas elecciones generales”, comentó Alonso Jiménez.

Respaldo

Según Malouf, sus primeras acciones, estarán enfocadas en discutir cómo atraer inversión pública y privada para aprovechar el potencial del bono demográfico del país.

También mencionó la discusión de una reforma fiscal integral, que pretende impulsar el Ministerio de Finanzas pero que, a juicio de Malouf, debe ser efectiva para incrementar el número de tributantes.

“Debe ser una propuesta que amplíe la base tributaria, porque no se puede poner más imágenes al anda con el mismo número de cucuruchos”, comentó, en referencia a las personas que no tributan y trabajan en la economía informal.

Agregó que la Cicig y el comisionado Iván Velásques cuentan con apoyo y respaldo del Cacif, y que este grupo mantendrá el respaldo a la labor de la fiscal general, Thelma Aldana, en el combate de la corrupción y la impunidad.

Facetas

Antonio Malouf combina su tiempo como director de la Décima Compañía del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, cuyo fundador fue su padre, Antonio Malouf, hace más de 40 años.

Joel Maldonado, oficial mayor de esa estación de servicio, lo califica como una persona muy humana. “Es una persona con proyección de servicio y en los momentos de crisis ha aportado mucho”, asegura.

Otra faceta de Malouf es ser presidente de la asociación de exalumnos del Liceo Javier, de donde egresó, y también es devoto de la Virgen de Candelaria.