Economía

Bancos reciben menos solicitudes de micro créditos

La situación de desacelereamiento en la economía nacional y la competencia de las instituciones de micro finanzas  han provocado, según representantes bancarios, que los clientes habituales pidan menos micro créditos.

Por Byron Dardón Garzaro

Archivado en:

Banca Credito bancario
Los micro empresarios podrían estar buscando mejores opciones de crédito. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano/Hemeroteca)
Los micro empresarios podrían estar buscando mejores opciones de crédito. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano/Hemeroteca)

Cifras de la Superintendencia de Bancos (Sib) refieren que este tipo de financiamiento enfrenta una fuerte desaceleración en los últimos dos años con caídas contínuas de entre 10.91% y 23%.

El número de solicitudes cayó de 208 mil 821 en 2015, hasta 186 mil 035 en 2016, según el reporte a julio de la Sib.

También lea: SAT tendrá acceso a información bancaria de contribuyentes.

Mientras que el saldo otorgado como microcréditos bajó Q32 millones en ese mismo periodo.

Pérdida de mercado

Destino de financiamiento

  • El 60% de los microcréditos solicitados es destinado para el sector comercial, mientras que el segundo lugar lo ocupa la agricultura con un 25%, según las cifras de la la Superintendencia de Bancos (Sib).
  • Otro 15% es utilizado para actividades diversas, señala el reporte.
  • Técnicos de la Sib explicaron que la cartera de crédito se encuentra en un período de desaceleración.
  • Aunque el monto total de créditos solicitados sí continúa subiendo.
  • La Sib reportó que a julio de 2016, el saldo ascendió hasta Q157 mil 882 millones, una cifra superior a los Q147 mil 056 millones otorgados en el mismo mes del 2015.
  • El mayor rubro es requerido por el segmento empresarial mayor.
  • A julio fueron recibidas 2 millones 884 mil 314 solicitudes de crédito.
  • Se espera que derivado de la entrada en vigencia de la Ley de Microfinanzas, programada para noviembre, se generen más oportunidades de crédito.
  • Las previsiones de la Sib también apuntan a que el crédito aumente en el último trimestre del año.

Carlos González, analista de la Asociación de Investigación e Estudios Sociales (Asíes) opinó que se debe tomar en cuenta que el crédito bancario en general ha declinado.

González agregó que en el caso del microcrédito, lo que podría estar sucediendo es que las cooperativas e instituciones de microfinanzas están captando parte del mercado que con anterioridad era de los bancos.

Un banco cataloga los microcréditos por hasta Q160 mil.

Según González, para las instituciones de microfinanzas o las cooperativas, la gran concentración está entre Q2 mil y Q3 mil en promedio.

Francisco Castillo, gerente de Microfinanzas del Banco G&T Continental, refirió que la tendencia a la baja en este mes no es algo inusual, es un efecto de la estacionalidad, pues normalmente en julio se produce una baja.

Sin embargo, alertó que este año puede ser más pronunciada, debido a la desaceleración de la economía que vive el país.

“Esperamos que en agosto se mejoren las cifras y se recupere, debido a que es la época pico de este tipo de créditos”, afirmó Castillo.

Menor endeudamiento

Juan José Méndez, ejecutivo de Banrural, explicó que una de las razones de la baja es que ante la menor actividad económica, los clientes de los microcréditos están ahorrando para no endudarse en lo que mejora la situación.

Méndez destacó que esperan una mayor actividad económica al finalizar el 2016 y un crecimiento mayor el próximo año.

El ejecutivo bancario consideró que para que se recupere el ciclo económico deberán transcurrir alrededor de siete meses, según predicciones del Banco de Guatemala (Banguat).

Luis Alberto Pelén, gerente de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) de Banrural, señaló que ese tipo de herramienta crediticia se utiliza en actividades como la agricultura y el comercio.

También hay un pequeño rubro destinado a vivienda —remodelación o ampliación— y en el caso de los microcréditos hipotecarios habían reportado crecimiento en 2015, pero el ciclo volvió a la baja este año.

Los ejecutivos financieros coincidieron que en el tercer trimestre se avisora un panorama favorable.



Infografía Prensa Libre/Esteban Arreola
Infografía Prensa Libre/Esteban Arreola