Economía

SAT proyecta reducir la evasión fiscal en Guatemala

Con la aplicación de medidas y controles, tanto para contribuyentes individuales como jurídicos —empresas—, las nuevas autoridades de la SAT se han planteado reducir la evasión fiscal en 50%.

Por Urías Gamarro

Archivado en:

Evasión de impuestos PIB SAT
En el servicio aduanero se calcula que existe una evasión de impuestos por Q9 mil 766 millones, suma que representa el 2.3% del PIB.
En el servicio aduanero se calcula que existe una evasión de impuestos por Q9 mil 766 millones, suma que representa el 2.3% del PIB.

“En ningún país del mundo se puede cerrar la evasión y defraudación, pero nos hemos propuesto reducir en 50% la fuga de impuestos”, aseguró Francisco Solórzano Foppa, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) durante una visita a Prensa Libre.

Solórzano Foppa afirmó que con la aplicación de esas medidas, la recuperación de los impuestos que en la actualidad no se cobran podría durar de 24 a 36 meses.

La evasión de impuestos alcanzó unos Q19 mil 533 millones el año pasado, lo cual que equivale al 4% del PIB del 2015, según una evaluación reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El funcionario dijo que con el fortalecimiento de la SAT se podrían recaudar Q9 mil millones, que es el 50% de la evasión total calculada, lo cual, dijo, impactaría en el aumento de la carga tributaria a corto plazo.

Claudia García, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), opinó que la evasión puede reducirse una vez el organismo recaudador cuente con los líneamientos de inteligencia, fortalecimiento, investigación y cruce de datos que le permitan detectar la fuga de ingresos.

“Combatir la evasión y el contrabando no solo es tarea de la SAT, sino también de otras instituciones”, afirmó.

La investigadora citó como ejemplo que por los pasos ciegos fronterizos existe un fuerte volumen de intercambio de mercancías y bienes, por lo se necesitan estrategias conjuntas para combatir el trasiego ilegal.

El superintendente descartó modificaciones a tasas impositivas, pero el debate podría reactivarse en el 2017 con la convocatoria a un pacto fiscal.