Economía

Se liquidan cuatro bancos

De 1926 a 1946, el Banco Central ocupó dos inmuebles. El primero, la Casa Pavón, del 1 de julio de 1926 al |13 de abril de 1932, en la 6ª. avenida y 10ª. calle zona 1, lado surponiente, hoy Tienda San Martín No.40. Desde ese último día al 30 de junio de 1946 la sede fue la Casa Piñol, en la 7ª. avenida y 9ª. calle zona 1, suroriente, hoy Banco Agromercantil.

Por José Molina Calderón

En 1931, el Presidente de la República, Jorge Ubico, constituyó conforme el informe del Partido Liberal Progresista, en el poder, “el Directorio General de Bancos, presidido por el secretario de Hacienda y Crédito Público, José González Campo, e integrado por los representantes de las diferentes empresas bancarias en estado normal, cuya finalidad era la de estudiar la situación y sugerir medidas de previsión que respondieran, de modo afín y simultáneo, a la defensa de los intereses del público y de la existencia de los bancos...

Cuatro entidades bancarias de depósito se vieron en el caso de solicitar su liquidación durante el año 1931: el Banco Schlubach, Sapper & Cía., el 13 de junio; el Banco Internacional de Guatemala, el 13 de agosto; la casa bancaria Rosenthal e Hijos, el 3 de octubre, y The Pacific Bank & Trust Company, el 28 de octubre”.

  • Se interviene Banco de Occidente

De febrero de 1931 a junio de 1944, el presidente Jorge Ubico dirigió la política bancaria a través del Banco Central de Guatemala y del Crédito Hipotecario Nacional (CHN). Este último, creado en 1929, empezó a operar el lunes 6 de octubre de 1930, en plena crisis económica mundial.

Durante el gobierno del presidente Ubico, el Banco de Occidente estuvo intervenido administrativamente seis años, dos meses y nueve días; el banco británico The Anglo South American Bank operó a mediana escala créditos comerciales; no llegaron y sucumbieron en 1946 otros bancos pequeños y casas bancarias, tales como el Banco Nottebohm y el Banco Lippmann.

  • La Segunda Reforma Bancaria, 1945- 1946

Después de la Revolución del 20 de Octubre de 1944, y ya en el ejercicio del poder, en 1945 el gobierno presidido por Juan José Arévalo solicitó asesoría técnica a Estados Unidos de América. Mediante la Comisión Interamericana de Fomento logró la llegada al país de los señores Robert Triffin y David L. Grove, funcionarios ambos de la Junta de Gobernadores del Sistema Federal de Reserva de Estados Unidos, tal como se le llama al banco central estadounidense, abreviado “Fed”, en inglés.

El Congreso de la República aprobó los Convenios Financieros del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), por Decreto 212-1945 del 7 de diciembre de 1945, originados en la Conferencia Financiera de Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos de América. Dicha conferencia estableció un nuevo orden monetario después de la II Guerra Mundial.

En la conferencia financiera participó Manuel Noriega Morales en representación de Guatemala, quien en ese entonces se encontraba estudiando en la Universidad de Harvard. Su nombramiento se hizo siendo Presidente de la República el general Jorge Ubico.

El 1 de julio de 1944, mientras se encontraba en esa reunión y al no existir adecuados sistemas de comunicación, Noriega Morales tuvo conocimiento confuso sobre la renuncia, efectiva ese día, de Jorge Ubico al cargo de Presidente de la República. No podía imaginar que justamente dos años después ocuparía el puesto de presidente del Banco de Guatemala.

El gobierno del presidente Arévalo, con diligencia y colaboración de otros expertos extranjeros y nacionales, promovió la reforma bancaria integral. Consistió en la aprobación, por el Congreso de la República, de la Ley Monetaria y de la Ley Orgánica del Banco de Guatemala, decretos del Congreso 203-1945, del 29 de noviembre, y 215-1945, del 11 de diciembre, ambos de 1945. Las leyes fueron emitidas en concordancia con la ley mencionada, que aprobó los Convenios de Bretton Woods. Con esta legislación desapareció el Banco Central de Guatemala, Sociedad Anónima.