Economía

Esto respondió el sector privado sobre la baja confianza económica

Nueve de cada 10 empresarios cree que la economía no ha mejorado con respecto a hace un año.

Por Urías Gamarro y Byron Dardón

Los agentes económicos mantienen una baja percepción en la economía (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los agentes económicos mantienen una baja percepción en la economía (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ese comportamiento, que se ubicó en julio último en 45 puntos, lo revela el Índice de Confianza de la Actividad Económica del Sector Privado, medición que hace el Banco de Guatemala (Banguat) cada mes.

El documento detalla que a siete meses del comienzo de la gestión del presidente Jimmy Morales, el índice se situó en 45 puntos, menor a los 50.90 de junio.

“Esta es la primera ocasión que ha bajado de la denominada zona de expansión, y se espera que pueda repuntar en los próximos meses”, afirmó Sergio Recinos, presidente en funciones del Banguat.

¿En qué consiste?

  • El Índice de Confianza de la Economía del Sector Privado tiene como objetivo hacer una medición de la percepción de los productores y consumidores, para conocer la toma de decisiones en el  corto plazo.

En relación a los próximos seis meses, el informe revela que para dos de cada 10 empresarios encuestados la economía empeorará, cinco dijeron que continuará igual, y tres, que mejorará.

El 60% afirmó que la economía mejorará en los siguientes seis meses y el 40% opinó que no.

El 50% destacó que en este momento no está seguro de hacer inversiones, el 30% dice que sí es buen momento, y el 20%, que es mal momento.

En enero pasado, cuando asumió Morales, el indicador se situaba en 66.97 puntos.

Incertidumbre

Recinos expuso que el indicador refleja “incertidumbre” en los agentes que toman decisiones y eso podría generar un impacto a la economía.

Sin embargo, explicó que las proyecciones de tasa de crecimiento de la economía, medida por el PIB, se mantienen en el rango de 3.1% a 3.9%.

En la proyección se incluye ese efecto “incertidumbre”, sostuvo el banquero central.

“Este es un impacto directo de la debilidad de la economía mundial para Guatemala”, afirmó Juan Alberto González, economista independiente.

Agregó que la baja ejecución de gasto del Gobierno en el primer semestre y las intervenciones tributarias por parte de las autoridades a algunas empresas, están generando cierto “nerviosismo”, que se refleja en el resultado del índice.

González aseguró que por parte del Gobierno todavía no se ha implementado alguna política que estimule o genere impacto sobre la economía, y que los temas en este campo se han enfocado en la recuperación del organismo recaudador y en resolver el litigio por la Terminal de Contenedores Quetzal, que se otorgó a través de un proceso dudoso.

Julio Héctor Estrada, ministro de Finanzas, explicó que el índice es el reflejo de la crisis institucional que Guatemala vivió en el 2015 y que el proceso de recuperación será lento.