Economía

Jimmy Morales pide que lo dejen trabajar

Durante su discurso en la entrega del Programa de Agricultura Familiar, el presidente Jimmy Morales, expresó que es difícil ser servidor público y enfatizó que el gobierno no ha podido reparar carreteras porque no puede ejecutar.

Por Natiana Gándara

Mario Méndez, ministro de Agricultura, entregó copia del programa Paffec al presidente Jimmy Morales. (Foto Prensa Libre: Maga)
Mario Méndez, ministro de Agricultura, entregó copia del programa Paffec al presidente Jimmy Morales. (Foto Prensa Libre: Maga)

En ese sentido, solicitó a los diputados del Congreso de la República que eliminen los Artículos 97 y 100 del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la Nación y también los Artículos 23 y 68 de la Ley de Contrataciones, porque no puede ejecutar, "ayúdenme", expresó.

"Quieren que vaya a la corte, que se haga justicia, pero dejen trabajar", exclamó Morales. 





La petición se dio en el marco de la presentación del lanzamiento del Programa de Agricultura Familiar para el Fortalecimiento de la Economía Campesina (Paffec).

El programa persigue impulsar la producción de alimentos y la dinamización de economías locales.

El Paffec, que pretende convertirse en una ley, se presentó sin contar con los recursos económicos y humanos necesarios para su ejecución.

Ronnie Palacios, miembro de la Red Nacional por la Defensa de la Soberanía Alimentaria en Guatemala, comentó que están alejados de la mesa de agricultura familiar que se formó, porque es más de lo mismo.

“No se cambia desde hace 40 años. Es la misma forma de querer resolver el problema del hambre, con asistencialismo”, enfatizó Palacios.

Q834

millones busca asignar el Ministerio de Agricultura como presupuesto para el Paffec, en el 2018.

Sin embargo, el ministro de Agricultura, Mario Méndez, dijo que no es un programa social porque su propósito es generar desarrollo en la agricultura familiar y sacar a los productores de la infrasubsistencia.

El Paffec priorizará los departamentos que se encuentran en el plan de desnutrición crónica como Baja Verapaz, Quiché, Cobán y Chiquimula, y esperan impactar a 1 millón 200 mil familias.

Aún sin contrato

El funcionario afirmó que aún no han terminado de contratar a los 1 mil 300 extensionistas y aseguró que se han presentado dificultades con los contratos, pero lo agilizarán para que el personal pueda ubicarse.

Méndez indicó que se contrataron a 300 extensionistas más porque el programa de desnutrición crónica que impulsó el Ejecutivo requiere mayor personal.

“Hubo infinidad de problemas, al principio por tema de presupuesto no alcanzaba para contratarlos hasta marzo. Ahora se espera que sean contratados hasta septiembre”, concluyó Méndez.