Economía

TCQ y manzanillo

De manera reciente, el SAT-MX efectuó en el Puerto de Manzanillo, Colima, el lanzamiento del Programa Hacia la Aduana del Siglo XXI. Este puerto es la principal aduana marítima de México y la segunda de mayor recaudación fiscal.

Por Álvaro Raúl Sarmiento

La autoridad aduanera mexicana identificó dos problemas en la competitividad del puerto: la ausencia de laboratorios cercanos, en el caso de importaciones de difícil identificación. Esto implicaba enviar muestras de la mercancía a laboratorios en la Ciudad de México, lo que llevaba al menos cinco días.

Se tomó la decisión de poner a funcionar un laboratorio en el propio puerto, lo que limita el tiempo en esa operación a tres horas. También se disminuyen los riesgos y costos de envío de las muestra.

Hace algunos meses tuve la oportunidad de visitar las nuevas instalaciones de la administración aduanera en Puerto Cortés, Honduras, uno de los próximos puertos marítimos a los que tendremos mejor acceso desde Guatemala, una vez se implemente la primera fase de la Unión Aduanera con Honduras. La nueva aduana portuaria ha sido parte del Proyecto de Modernización de la Aduana, financiados por el BID, que incluyen, al igual que Manzanillo, dicho laboratorio.

Otro tema que ha mejorado la competitividad del Puerto de Manzanillo es la inversión en nuevas cámaras frigoríficas, que reducirán de 16 a 3 horas el reconocimiento de mercancías perecederas.

La tercera acción específica es la apertura de carriles expeditos a medios de transporte de empresas certificadas. Con esto se espera reducir 30% el tiempo de espera en puerto.

El planteamiento de la aduana mexicana, expresada por el secretario de Hacienda Meade, consta de cinco pilares:

1. Aduanas inteligentes que automaticen procesos, para hacerlos más seguros. Por ejemplo, utilizando miles de cámaras de videos con sensores y tecnología no intrusiva de Rayos X.

2. Fortalecimiento de la Ventanilla Única de Comercio Exterior, para convertirla en una plataforma integral de servicios. Esto, a través de un Modelo Único de Administración Tributaria de Comercio Exterior donde se integrarán 23 sistemas informáticos del SAT-MX

3. La Automatización de modelos de riesgo

4. Una aduana transparente: incorporación obligatoria de Código QR en las declaraciones aduaneras, lo que implica que todos los usuarios del comercio internacional podrán ver en tiempo real el estatus de cada mercancía. También se ha aprobado un Manual de Operación Aduanera, con procedimientos únicos que eliminan procedimientos peculiares para las 49 aduanas mexicanas. Aquí el sector privado ha sido fundamental para la construcción del nuevo Manual.

5. El quinto pilar es el relacionado a la mejora permanente.

Todos estos elementos corresponden a mejores prácticas internacionales señaladas por la Organización Mundial de Aduanas y otras instituciones como el Banco Mundial. La aplicación práctica en México es un ejemplo que puede seguirse total o parcialmente.

Fuera de discusiones ideológicas o judiciales, es lógico desear que el país aproveche cuanto antes sus activos como la TCQ, en este momento intervenida por el Estado y todas las nuevas terminales aéreas o marítimas que se puedan crear con inversión privada. Hace dos días inició operaciones esta terminal, que esperamos todos mejore la competitividad del país y la SAT, la recaudación aduanera.

La mayor parte de los ejemplos mexicanos de modernización aduanera coinciden con iniciativas de La SAT-Gt con el apoyo de programas de Usaid, BID, Banco Mundial y FMI-Captac en temas tecnológicos e institucionales como la incorporación de Radio Frecuencia en fronteras, Ventanilla Única de Comercio Exterior y modernizar la Gestión de Riego no exclusivamente aduanero.

Guatemala es un país abierto que requiere del comercio e inversión internacional para la generación de nuevas empresas, empleos y riquezas. Eso implica una aduana inteligente y transparente.