Economía

El Correo contratará personal para operar

La reanudación, a partir del lunes próximo del servicio postal, requerirá la contratación de trabajadores bajo un esquema de tercerización de servicios (Out sourcing) con el objetivo de agilizar el proceso de despacho.

Por Byron Dardón Garzaro

Archivado en:

Correo Servicio postal
La aduana social o Departamento de Fardos Postales recibe durante las fiestas de fin de año miles de kilos de encomiendas de todo tipo.
La aduana social o Departamento de Fardos Postales recibe durante las fiestas de fin de año miles de kilos de encomiendas de todo tipo.

La medida, es parte de las acciones que se adoptaron de manera urgente el jueves por la noche, entre la empresa prestadora del servicio y el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi).

El miércoles pasado, las operaciones de El Correo se cancelaron y los trabajadores fueron indemnizados. Según la empresa, el cierre se originó debido a que el Congreso no prorrogó el contrato de concesión que venció en mayo del 2014.

Volumen de Piezas

De acuerdo con cálculos de la empresa, cada mes se reciben en promedio 25 mil piezas internacionales, lo que significa un movimiento diario de 806 piezas postales.

Hasta ayer, no se tenían datos precisos del inventario paralizado durante los días del cierre; sin embargo, según las cifras de movimiento diario, unas 2 mil 600 piezas de diferente tipo, peso y procedencia están a la espera de ser entregadas.

Lo anterior sin tomar en cuenta las piezas postales de origen nacional.

Roberto Soto, Gerente General de El Correo de Guatemala, informó que el flujo de piezas aumentó con el pasar del tiempo desde que se recibió la concesión.

“Pasamos de recibir, procesar y entregar, en el año 2004, 5 millones de piezas a más de 40 millones piezas en el año 2012”, afirmó el ejecutivo.

Eso significa que en 8 años, hubo un crecimiento de 700%.

Según Soto, el modelo de operación llegó a estar conformado por más de 1 mil colaboradores, más de 500 rutas diarias de distribución, así como una red de más de 400 agencias.

Además, se contaba con 50 centros de consolidación y una planta de procesamiento postal, para garantizar el 100% de la cobertura geográfica nacional.

Soto subrayó que el aumento en la cantidad de opciones para enviar y recibir información por medio de las nuevas herramientas tecnológicas, así como el cambio de hábitos a nivel global, hicieron que las condiciones de la empresa se fueran adaptando para responder a las necesidades de los usuarios.

Aldo García, ministro de Comunicaciones, confirmó que a partir del lunes próximo empezará la “toma de control de parte del Estado de todos los activos que se entregaron”.

Agregó que fue integrada una comisión de recepción encabezada por el jefe de la Dirección General de Correos y Telégrafos, quien “armará” su equipo de trabajo.

Concesión

  • El 6 de febrero de 2004 el pleno del Legislativo discutió sobre el visto bueno a la concesión del sistema de envíos de correspondencia.
  • El 26 de marzo 2004 la comisión legislativa de Comunicaciones analizó por segunda vez la concesión en favor de El Correo.
  • En 2004 El Correo contaba con 428 oficinas a nivel nacional y 28 puntos de redistribución de correspondencia.
  • El contrato elaborado en el 2003 estipulaba que el Gobierno recibiría US$300 mil –Q2.4 millones- cada año por arrendamiento de inmuebles propiedad del Estado.

El funcionario agregó que solicitarán el acompañamiento de la Contraloría General de Cuentas de la Nación, así como de la Procuraduría General de la Nación.

García, explicó que el lunes cuando se empiece con el proceso de inventario de los bienes se visitarán algunas agencias y se hará un conteo de los bienes muebles y las condiciones en que se reciben y se levantarán actas. En 2003 el derecho de llave de El Correo tenía un valor de US$25 mil, equivalente a Q200 mil.

Servicio necesario

Según Karla Menocal de Mata, de CPS Logistics, la Obligación de Servicio (Universal Service Obligation, o USO, por sus siglas en inglé́s) es considerada una responsabilidad “social del gobierno para facilitar la comunicación entre los ciudadanos de un país y para vincular a esas personas  con otras naciones,  asegurando la cohesió́n social”. 

De Mata agregó que las oficinas postales tienen a su cargo el cumplimiento de la Obligació́n de Servicio Universal, que generalmente está limitada a cartas y paquetes pequeñ̃os.

“Guatemala es un país que por sus condiciones de pobreza, falta de infraestructura adecuada y de oportunidades todavía depende de un servicio como este”, dijo la empresaria.

De Mata lamentó  el impacto que tendrá la falta del correo para los menos favorecidos y para quienes aun dependen del servicio postal por encontrarse alejados de las urbes, o  no poder pagar un servicio más competitivo y rápido. 

“Me preocupa  el tiempo que le tomará al Gobierno cubrir su ineficiencia y ponerse al día con la tecnología, transparencia y logística que requiere el buen funcionamiento de una operación como esta”, afirmó.